Menú
Martín Higueras

Alonso gana gracias y a pesar de Ferrari

Me parece normal que un equipo como Ferrari intente que sus dos pilotos lleguen en las dos primeras posiciones y que beneficien al que evidentemente es más rápido pero para evitar las suspicacias, lo mejor es hacerlo de una manera más inteligente.

Martín Higueras
0

 

No quiero complicar las cosas con este título pero seguro que muchos de ustedes lo entienden. Fernando Alonso se ha reencontrado por fin con la victoria (suma 23 e iguala a Nelson Piquet) cuatro meses y medio después del gran premio inaugural del año en Bahrein y lo hace gracias a ser sin duda el hombre más rápido del día. Pero tuvo que sudar más de la cuenta para lograrlo y no por rivales de otros equipos sino por un Felipe Massa que, hay que reconocerlo, aprovechó su momento para ser líder y conservar la punta durante buena parte de la carrera. Sin embargo, muchos nos preguntamos si lo que ocurrió en la vuelta 49 no debió ocurrir mucho antes y de una manera bastante más discreta. Es justamente ahí donde el pitwall de Ferrari debe trabajar con mucho más inteligencia.

 

En el momento que escribo este texto, no ocurre nada de anormal pero no me sorprendería que en las próximas horas o días, algunos comiencen a preguntarse acerca de las prohibidas órdenes de equipo. Y es que el mensaje que Ferrari le envía a Massa al inicio de la vuelta 49 da que pensar: "Fernando es más rápido que tu. ¿Puedes confirmar que has entendido el mensaje?" Obviamente, el mensaje -probablemente de Domenicali- es que dejara pasar a su compañero de equipo y la prueba de esto es el mensaje posterior, ahora sí, creo, de su ingeniero de carrera: "Quédate con él, perdona". Francamente, a mí me parece normal que un equipo como Ferrari intente que sus dos pilotos lleguen en las dos primeras posiciones e incluso que beneficie al que evidentemente es más rápido, y que en este caso también es el mejor posicionado en la clasificación del Mundial. Es lo que suele hacer un equipo: trabajar en equipo. Esto sin llegar al ridículo de aquel GP de Austria de 2002, claro. Pero insisto que para evitar las suspicacias, lo mejor es hacerlo de una manera más inteligente, como algunas veces lo ha hecho McLaren, cosa que muchos de nosotros -ustedes con sus comentarios y yo desde esta columna- hemos criticado. Una cosa más: ¿Por qué Massa decidió dejarlo pasar en una recta y no en la frenada de una curva? ¿Para que todos nos diéramos cuenta de que había sido una orden? Si es así, se avecinan días complicados en Ferrari.

 

Pese a esto, creo que la victoria de Alonso ha sido justa en la medida en que fue el mejor de la pista en el destruido Hockenheim (perdonen mi referencia al trazado). Además, tuvo que esforzarse al máximo para lograrlo sobre todo porque se vio perjudicado claramente en la partida cuando Vettel intentó descaradamente cerrarle la puerta con malas artes, algo que de manera perfecta aprovechó Massa para colocarse en primer lugar. De ahí en adelante fue un total monólogo de Ferrari alterándose sus dos pilotos las mejores vueltas aunque el español fue siempre más rápido hasta el punto que dijo por radio: "Esto es ridículo". Sin duda, un comentario producto de la desesperación de no poder pasar a su compañero de equipo, cuando además era consciente de que era más rápido y sus neumáticos iban mejor. Pero también me queda lo poco cómodo que se le vio a Alonso en la celebración (Massa casi ni lo saluda) y durante la conferencia de prensa, donde además el brasileño se cuidó mucho de no meter la pata para decir sólo que trabajaba "para el equipo".

 

Además de la victoria de Alonso (que redondea un mes de julio increíble para el deporte español), destaca la enorme mejora de Ferrari en este GP de Alemania. El propio asturiano advirtió que serían más competitivos y eso se notó ya desde los entrenamientos del viernes y sábado. Los Red Bull no pudieron en ningún momento ser rivales de la escudería italiana ni tampoco los McLaren, muy desdibujados este domingo aunque pese a todo Hamilton sumó importantes puntos para el campeonato. Ahora hace falta demostrar que este salto de calidad no es casualidad en el GP de Hungría el próximo fin de semana. En el caso de lograrlo, Ferrari, Alonso y Massa darían un mensaje claro a los demás para la vuelta de vacaciones de verano en el precioso circuito de Spa-Francorchamps.

 

* Puede comentar esta columna en el blog "¡Arráncalo, por Dios!"

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 5 comentarios guardados

    Servicios