Menú
Martín Higueras

Alonso se enfrenta al "monstruo"

El segundo y tercer lugar es lo mejor que podía ocurrirle a McLaren visto lo visto. Alcanzar a Raikkonen y previsiblemente a Massa será complicado pero McLaren ha fichado a Alonso para ganar.

Martín Higueras
0
Difícil futuro le espera a Fernando Alonso por lo visto en el GP de Australia este domingo. Aunque el bicampeón probó estar en un excelente estado de forma, ahora tendrá que enfrentarse a los "súper" Ferrari. La scuderia no ha dado ninguna muestra de debilidad durante la carrera pese a que las dudas asomaron el sábado tras el problema en la caja de cambios de Felipe Massa.
 
El problema para McLaren es que, a partir de ahora, Ferrari no puede sino mejorar. El equipo de Ron Dennis también lo hará y sin duda irá optimizando notablemente sus prestaciones –en especial cuando se acostumbre del todo a los nuevos neumáticos– pero lo cierto hoy en día es que superar a Ferrari será una empresa muy difícil. Es ahí donde el piloto debe mostrar lo mejor de sí. En 1993, el Williams FW15 era imbatible gracias a una electrónica prodigiosa y ningún monoplaza podía siquiera acercársele. Prost era el gran dominador. Pero entonces, surgió el mejor Senna en un triste McLaren con discreto motor Ford. El brasileño nos regaló dos de sus mejores y más emotivas victorias y, como no podía ser de otra manera, bajo la lluvia. En Brasil y Donington logró ser superior a los Williams de Prost y Hill y probó que en la Fórmula 1 –a diferencia de lo que muchos piensan–, no todo es cuestión de tener el mejor coche.
 
Salvando las distancias (porque la diferencia no es tan grande), lo mismo podría ocurrir este año. Alonso es mejor piloto que Raikkonen y Massa y eso podría ser fundamental para el resto del campeonato pese a la superioridad de los Ferrari. Este domingo fue una primera toma de contacto real y la verdad es que Raikkonen pareció estar muy acostumbrado al F2007. Por su parte, la carrera de Massa también fue destacable, sobre todo en un circuito donde adelantar no es tan sencillo. Además, el brasileño partió con neumáticos blandos y apenas realizó una parada en boxes. Esto apunta a que además de velocidad, el Ferrari tiene equilibrio, lo que permite que los Bridgestone no se desgasten mucho.
 
Raikkonen lo hizo todo bien y su superioridad fue abrumadora. Esa salida de pista a pocas vueltas del final fue probablemente producto de una falta de concentración y no de la presión –su ventaja era enorme–, tal y como alguno lo sugirió durante la retransmisión. Además, el finlandés ha marcado un nuevo récord: es el primer piloto de Ferrari que en su primera carrera logra la pole, la vuelta más rápida y la victoria. Un "hat trick" que ni Schumacher había logrado en su estreno aunque es justo decir que cuando el alemán llegó a Maranello, el monoplaza no era ni la sombra del actual.
 
Con este panorama, la carrera de Alonso fue bastante inteligente pese a una mala partida. Estuvo en todo momento detrás de Hamilton y esperó que una buena estrategia le permitiera adelantar al inglés. El segundo y tercer lugar es lo mejor que podía ocurrirle a McLaren visto lo visto. Alcanzar a Raikkonen y previsiblemente a Massa será complicado pero McLaren ha fichado a Alonso para ganar. Hamilton, con una actuación muy buena y con una partida extraordinaria, será un buen escudero, algo esencial para el español –aunque no lo tuvo los dos últimos años con Fisichella– en su objetivo de lograr el tricampeonato.
 
Puede dejar sus comentarios en: mhigueras(arroba)libertaddigital.com
 

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios