Menú
Martín Higueras

Alonso ya es libre... ¿y ahora?

Hay muy pocas escuderías capaces de darle un monoplaza que le permita competir contra Raikkonen, Massa o Hamilton en igualdad de condiciones y optar por el tricampeonato ya en 2008.

Martín Higueras
0

Si los rumores sobre el futuro inmediato de Fernando Alonso llenaban las portadas de los principales diarios nacionales, a partir de ahora éstos se multiplicarán para saber cuál será su destino y su próxima escudería. La noticia sobre la ruptura del contrato –que hemos conocido este mismo viernes– era ya esperada por muchos, aunque algunos mantenían la esperanza de que el español aguantara el ambiente enrarecido de McLaren, que se solucionaran algunos problemas y lograra en la mítica escudería uno o más mundiales, lo que le hubiera encumbrado en lo más alto de la historia de la Fórmula 1, tal y como hicieron pilotos como Niki Lauda, Ayrton Senna o Alain Prost, entre otros.

Pero la historia con la escudería de Woking ha llegado a su fin y parece ser que Ron Dennis tampoco ha hecho mucho para evitar su salida y mejorar las relaciones entre sus dos pilotos. Ahora, las posibilidades son muchas, desde plantear la temporada 2008 como un año de transición –con un contrato por una sola temporada en alguno de los equipos de "media tabla"– o que surja una gran sorpresa. La única que pondría la parrilla de cabeza sería que finalmente Ferrari se decidiera por Alonso y lo fichara desde ya, haciendo válida una de las cláusulas del contrato de Massa –recientemente ampliado– en el que el brasileño aceptaría un pase a otra escudería. Es posible, pero las cosas con Raikkonen como compañero de equipo tampoco serían sencillas.

Sabemos que Renault es uno de los que más quiere a Alonso pese a que su salida en 2006 no fue del todo amistosa. Olvidados los problemas, Briatore podría apostar por el español siempre y cuando logre un acuerdo con alguna empresa importante. Uno de las dificultades que tendrá el equipo francés es que Toyota también está a la expectativa con la diferencia de que en su caso el dinero no es ningún problema y por eso ya le ha ofrecido muchísimo. Pero la proyección de los japoneses es toda una incógnita, a juzgar por los últimos cinco años en los que los resultados siguen sin aparecer. De querer ganar dinero, ese sería el destino perfecto, de querer ganar carreras –como seguro quiere Alonso– no sería lo mejor.

También hemos oído la posibilidad de verle en Toro Rosso –lo que podría ser un trampolín hacia Ferrari en 2009 al utilizar sus motores– o en Red Bull Racing, donde el apoyo financiero de la bebida energética le daría capacidad de maniobra en sus ofertas. ¿Y si fuera Williams? Lo de éste equipo no es nuevo ya que otros medios ya habían apuntado a un posible trueque con Nico Rosberg. Su incorporación dejaría además a Mercedes satisfecho por ser de nacionalidad alemana.

Seguir especulando es lo más fácil porque hay muchísimas posibilidades y, a juzgar por lo que ha dicho el propio Alonso y su manager en los últimos días, las ofertas son numerosas. El problema es que hay muy pocas escuderías capaces de darle un monoplaza que le permita competir contra Raikkonen, Massa o Hamilton en igualdad de condiciones y optar por el tricampeonato ya en 2008. Lo que sí podemos tener seguro es que esté donde esté, seguirá siendo uno de los principales protagonistas.

Puede dejar sus comentarios en: mhigueras@libertaddigital.com

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios