Menú
Martín Higueras

Auténtica victoria de equipo

Alonso nos regaló este domingo una victoria perfecta para cualquier piloto: de punta a punta con la importantísima ayuda de un gregario como Lewis Hamilton que ha reafirmado todo lo bueno que se decía de él.

Martín Higueras
0
Sin riesgo de equivocarme, uno de los más contentos con el doblete de McLaren en Malasia fue Ron Dennis, jefe de la escudería británica. Ha tenido que esperar muchas carreras para volver a ver a sus dos pilotos en lo más alto del podio y en Sepang todo salió perfecto. No hay duda de que la dupla Alonso-Hamilton funciona. ¡Y cómo funciona!
 
Alonso nos regaló este domingo una victoria perfecta para cualquier piloto: de punta a punta con la importantísima ayuda de un gregario como Lewis Hamilton que ha reafirmado todo lo bueno que se decía de él. Una vez más, la partida de Alonso fue perfecta y tuvo en sus manos el triunfo ya en la curva Pangkor, la primera del circuito. El británico fue clave para el triunfo del español. Se convirtió en un auténtico tapón para los Ferrari de Massa y Raikkonen que se vieron incapaces de preocupar realmente al joven piloto. Durante las primeras vueltas los ataques del brasileño fueron constantes pero su poco acierto le hizo perder toda oportunidad de triunfo al salirse de pista en la quinta vuelta dejándole el trabajo a su compañero de equipo que también fracasó en su intento. Con este panorama, Alonso vio clara la victoria. No tuvo ningún tipo de preocupación y gracias al trabajo de Hamilton fue alejándose de sus perseguidores a un ritmo del segundo por vuelta. Con esto, el resto de la carrera fue sencilla.
 
Lo que realmente sorprende es la poca capacidad de Ferrari para reaccionar ante la superioridad de McLaren. No sabemos si la razón es que al lado de Jean Todt no está ya Ross Brawn, auténtico cerebro de la scuderia en decisiones tácticas que permitieron verdaderas gestas. Lo cierto es que sus entradas a boxes nunca estuvieron destinadas a lograr escalar posiciones y prueba de ello fue que Raikkonen salió bastante lejos de Hamilton en la segunda tanda. Ferrari se vio superada y fue incapaz de superar a otros coches en pista. Ni siquiera lo hizo Massa con un teórico inferior BMW Sauber de Heidfeld. Lo del alemán es realmente meritorio ya que en Australia también fue cuarto. A su lado tiene a un Robert Kubica que da espectáculo pero que aún no ha puntuado este año.
 
Las tesis para explicar la incapacidad mostrada por Ferrari este domingo son varias pero cabe preguntarse si los motores del F1 2007 apenas aguantan una carrera o si las revisiones de la FIA han provocado cambios en su estructura. Mucho se habló sobre la situación del motor del monoplaza de Raikkonen antes del GP: que si lo cambiaban, que si aguantaría... la verdad es que aguantó y vimos a un excelente y agresivo Raikkonen en las últimas vueltas. Su calidad es evidente pese a que durante la retransmisión tuvimos que aguantar –una vez más– comentarios en contra del finlandés. Felizmente que De la Rosa, que ha trabajado varios años a su lado, corrigió dicha crítica. El finlandés será la verdadera amenaza para el tricampeonato de Alonso. Como él, está también en una nueva escudería y buscará pronto el triunfo. Massa está ya a 11 puntos del español, y si no reacciona en Bahrein podría tener más problemas en el futuro.
 
Este fin de semana tendremos el tercer asalto de la lucha McLaren-Ferrari que promete ser apasionante. Alonso tiene la tranquilidad de que ya ha ganado con su nuevo equipo y que cuenta con un compañero del que puede esperar muchas ayudas. Las urgencias son ahora para Ferrari. No puede permitirse otro GP como el de Malasia.
 
Puede dejar sus comentarios en: mhigueras(arroba)libertaddigital.com
 

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios