Menú
Martín Higueras

Auténtica victoria de equipo nº2

Al final, el máximo beneficiado del fin de semana ha sido Alonso y sobre todo McLaren.

Martín Higueras
0
Lo visto en Mónaco ha sido algo muy parecido a lo ocurrido en el gran premio de Malasia de este año: una auténtica victoria de equipo de McLaren. Aunque claro, con alguna matizaciones. El triunfo de Alonso este domingo ha sido inapelable y su superioridad clara en las 78 vueltas de carrera. No tuvo en ningún momento motivo para la preocupación, ni siquiera cuando después de la segunda tanda de boxes, Hamilton se pegó literalmente detrás de su monoplaza.
 
La situación de Ferrari en Mónaco ha sido bastante lamentable. No se vio capaz en ningún momento de preocupar a sus principales rivales y más bien tuvo que cuidar sus espaldas. Ante el desastre de Raikkonen en las clasificaciones y el tercer lugar de Massa en la parrilla, todo parecía indicar que la scuderia arriesgaría en la estrategia, sobre todo por lo visto en las primeras vueltas. Con una parada el brasileño tendría alguna oportunidad de pasar a alguno de los McLaren e incluso a los dos pero la sorpresa llegó cuando esperó sólo una vuelta para entrar a boxes después de Alonso. No hay duda de que hace un año, con Schumacher y Ross Brawn, esto no hubiera ocurrido. Un error brutal de estrategia. El resto fue sencillamente aguantar el tercer lugar y sumar puntos importantes aunque por poco no termina a una vuelta del vencedor.
 
En cuanto a Raikkonen, su accidente el sábado fue producto de sus desesperados intentos de ganar milésimas y lograr arrebatarle a los McLaren la pole que a la postre fue para un Alonso supermotivado. Con su puesto en la parrilla, las esperanzas del finlandés eran mínimas, por no decir nulas. Al menos arrancó un punto pero ni siquiera logró preocupar seriamente al Williams de Wurz.
 
Hamilton merece una vez más un apunte. Su trabajo durante todo el fin de semana fue excepcional. El jueves fue de los más rápidos aunque siempre por detrás de Alonso. Durante la carrera se limitó a mantener su segundo lugar ante la imposibilidad de seguir un ritmo infernal del español y ni siquiera tuvo que aguantar a Massa porque no fue necesario. Al final, tras la segunda entrada a boxes, puso algo de emoción al salir muy cerca de su compañero de equipo y nos dejó las mayores emociones, en especial por sus espectaculares entradas cruzadas en la Rascasse.
 
Al final, el máximo beneficiado del fin de semana ha sido Alonso y sobre todo McLaren. El asturiano vuelve a los más alto de la clasificación (empatado con el británico) y la escudería comienza a abrir una ventaja cómoda sobre Ferrari. Las órdenes de equipo seguirán sin aparecer esta temporada y habrá que esperar al GP de Canadá –donde ganó Alonso en 2006 en Renault– para ver exactamente lo que pretende Ron Dennis, sobre todo cuando tiene la clasificación de constructores tan clara.

Puede dejar sus comentarios en: mhigueras@libertaddigital.com

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios