Menú
Martín Higueras

Button sí puede; Alonso, así, no

En general la carrera ha sido bastante buena, con adelantamientos, duelos y peleas en los boxes. Lo mejor sería verlo también para el primer lugar pero parece ser que este año es un extremo que tendremos muy difícil ver.

Martín Higueras
0

Con este título no es que quiera narrar la evidencia del GP de Turquía o de toda la temporada, sino que se me ocurrió cuando oí –como todos los que seguimos la retransmisión– esa "recomendación" desde el muro de Renault a Fernando Alonso pidiéndole que se acercara a Kubica e intentara pasarlo. "Eso no lo puedo hacer", respondió el español entre un tono –sospecho– de ironía y rabia. Parece mentira que los ingenieros crean a veces –tal y como lo conté por aquí hace algunos meses– que los pilotos están de paseo dominical cuando se están jugando la vida en cada vuelta a más de 200 km/h.

Pero volvamos a lo que nos ocupa este fin de semana. He oído a muchos decir que lo de Button es ya un paseo casi insultante. Es verdad que parece fácil pero yo siempre he insistido que para mantener este dominio hace falta estar listo para hacerlo y evidentemente administrar de la mejor manera el material del que dispone. Y el inglés lo está haciendo realmente bien, respondiendo a la expectativa que le ha encomendado Ross Brawn. Después de este GP, parece ser que Barrichello, en cambio, está fallando en algunos detalles y podrá amenazar con dejarlo o no, pero la verdad es que comete errores inexplicables. La partida ha sido una evidencia y su precipitación para recuperar posiciones –sobre todo cuando atacó a Kovalainen– sólo le ha afectado. Su abandono –justo antes de ser doblado por Button– es además el primero de Brawn GP en toda la temporada.

La gran pena ha sido la actuación de Vettel. Después de una gran clasificación, todos pensábamos que íbamos a tener una carrera muy emocionante para la victoria. Pero esa emoción sólo duró pocas curvas hasta que el alemán cometió ese error, regalándole el primer puesto a Button y prácticamente la victoria ya que el trabajo de estrategia de Red Bull no funcionó esta vez. El equipo de Adrian Newey decidió mantener el plan de tres paradas, algo que le restaba opciones reales de victoria. Webber hizo su trabajo casi a la perfección y pese a perder tiempo en el último stint con respecto a su compañero de equipo, aguantó bien y logró un merecido segundo puesto.

Visto lo visto en las primeras vueltas, Alonso tenía su particular carrera contra Kubica y Glock, y ambos le ganaron la partida al español sobre todo porque después de la primera parada perdió posición ante el polaco, seguramente entorpecido por Adrian Sutil. La esperada mejora aerodinámica de Renault no es tal o al menos no la suficiente para acercarse a otras escuderías que deberían ya estar a su alcance. Y claro, si además de esto el piloto tiene a ingenieros que le presionan por radio sin darle el mejor material posible, la cosa se hace casi imposible. El problema es que los otros comienzan a mejorar más, tal es el caso de BMW Sauber y también de Williams que en Estambul han probado que ya no son sólo una escudería de los viernes –día en el que suelen estar en lo más arriba– sino que comienzan a tener buenas carreras. Esto es bueno para la competición pero malo para Alonso.

De los Ferrari también se esperaba algo más. Su mejoría en Mónaco fue evidente pero aquí en Turquía parecen haber dado un pequeño paso hacia atrás. Un sexto y noveno lugar no parecen un resultado bueno para un equipo que antes de Mónaco logró poner en pista un coche renovado con un nuevo paquete aerodinámico y manteniendo el KERS que aquí en Estambul parecía ser beneficioso. Todo lo contrario sucede en Toyota. Ambos pilotos parecían haber perdido fuelle pero este domingo redondearon una gran carrera y acabaron cuarto y octavo. En cuanto a McLaren, francamente hay poco que decir. Pensé que ya a estas alturas Hamilton y Kovalainen tendrían algo mejor entre manos. Obviamente, la salida de Ron Dennis afecta mucho más de lo que se pensaba y Martin Whitmarsh no parece encontrar la solución.

En general la carrera ha sido bastante buena, con adelantamientos, duelos y peleas en los boxes. Lo mejor sería verlo también para el primer lugar pero parece ser que este año es un extremo que tendremos muy difícil ver. Para colmo, en Silverstone Brawn GP tendrá aún más mejoras con lo que Button será una vez más el gran favorito, con el extra de motivación que significa correr en su gran premio de casa.

* Puede comentar esta columna en el blog "Arráncalo, por Dios!"

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios