Menú
Martín Higueras

Duro golpe para Alonso

Es fácil hablar a "toro pasado" –es verdad– pero lo cierto es que la estrategia diseñada por Alonso y Ron Dennis no resultó sorpresiva para nadie y no tuvo los beneficios esperados.

Martín Higueras
0
No es que la victoria de uno de los Ferrari en el GP de Bahrein haya sorprendido a alguien. Para nada. Lo que sí ha llamado la atención es el diferente rendimiento entre los dos McLaren. Mientras Hamilton –con una partida dubitativa y bastante extraña que podría ser incluso merecedora de sanción– tenía un MP4/22 rápido y ágil, el de Alonso parecía lento, pesado y muy difícil de conducir. Con eso, y pese a una estrategia que todo el mundo dio por buena y sorprendente, era imposible luchar por los primeros lugares.
 
Después de Malasia muchos comenzaron a dudar sobre la verdadera calidad del Ferrari F2007. Este domingo, la scuderia ha probado que todo sigue igual, que mantienen su fortaleza, con la única diferencia con respecto a 2006 de que ya no está Schumacher. Aunque Massa y Raikkonen son pilotos de gran calidad (alguno mejor que el otro), no llegan a ser ni la mitad de lo que fue el alemán. En Sakhir ambos fueron bastante rápidos aunque el finlandés se durmió en las primeras curvas y sobre todo en la partida lanzada donde dejó escapar a Alonso. Sin embargo no le costó mucho comenzar su ataque al español pese a no amenazarlo seriamente en ningún momento. Por el contrario, el que sí lo hizo fue uno de los mejores de la carrera: Nick Heifeld. Sin duda, el BMW Sauber era más rápido que el coche de Alonso y en apenas un par de intentos el alemán dejó atrás al bicampeón mundial con una maniobra sensacional.
 
Después de las clasificaciones del sábado, todos se llenaron la boca en decir que el cuarto lugar de Alonso en la parrilla era producto de la mayor cantidad de gasolina con la que comenzaría el gran premio. Así, podría estar 4 ó 5 vueltas más que los demás en pista en la primera tanda de entrada a boxes. Lo oímos y leímos más de una vez: en la retrasmisión, en la radio y en los diarios. Es fácil hablar a "toro pasado" –es verdad– pero lo cierto es que la estrategia diseñada McLaren no resultó sorpresiva para nadie y no tuvo los beneficios esperados. Tanto así que Raikkonen –que sólo fue 61 milésimas más rápido en las clasificaciones– realizó su primera entrada a boxes una vuelta después de Alonso y en su salida logró ganarle la posición. En la segunda tanda, más de lo mismo con el problema añadido de que entre los dos estaba Heidfeld. Sin duda, un duro golpe para Alonso que no tendrá consecuencias gracias a su primer lugar en la clasificación general y la próxima carrera en Barcelona donde volverá a ser uno de los grandes favoritos.
 
Hay varias conclusiones que se pueden sacar después del GP de Bahrein. La primera es que los problemas de Ferrari no son tan graves como los que muchos apuntaron después del GP de Malasia. Están "vivitos y coleando" y serán los máximos rivales de Alonso aunque con el problema de no tener un líder de equipo claro. Pensándolo bien, no sabemos muy bien si lo mismo ocurre en McLaren. Como ya lo habíamos apuntado, Hamilton será otra de las piedras que el español encontrará en su camino hasta que Ron Dennis establezca claramente sus intenciones. Hace algunos años, Frank Williams dijo que a él no le importaba el título de pilotos sino sólo el de constructores. Con esta muy buena dupla, esperemos que al jefe de McLaren no se le ocurra pensar lo mismo.
 
Puede dejar sus comentarios en: mhigueras@libertaddigital.com

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios