Menú
Martín Higueras

Interlagos, una vez más decisivo

Button es el merecido campeón pese a quien le pese. Es el que más puntos ha logrado y los mundiales se ganan así.

Martín Higueras
0

Un año más, Interlagos ha sido el escenario en el que se ha definido al campeón del mundo. Si en las últimas carreras Jenson Button ha sido más bien discreto, esta vez ha luchado como nadie para que no se le escape el Mundial y creo francamente que ha sido una de sus carreras más brillantes pese a no subir al podio. Ha sido agresivo como nadie, ha peleado cada posición y nos ha regalado adelantamientos muy ajustados y emocionantes. Pero no ha sido el único. Curiosamente, el británico y Vettel, que partieron en puestos muy retrasados (14º y 16º), hicieron una mejor carrera que Barrichello, el otro que tenía oportunidades de ser campeón. Y como siempre, oiremos suspicacias sobre la estrategia del brasileño que ya después de su primera parada regaló la victoria y tiró por la borda gran parte de sus opciones. De hecho, no pasó ni un minuto antes de que se intentara desprestigiar el título del nuevo campeón.

Queda tiempo para analizar este año, sobre todo cuando realmente acabe la temporada dentro de 15 días en Abu Dabi, pero no me cansaré de afirmar que Button es el merecido campeón, comenzando porque ha sido el piloto con más puntos y esa es la condición primordial para serlo. Habrá muchas discusiones seguro: que si es el mejor o no, que si se lo mereció tras su mala segunda parte del año, que si recibió más ayuda que Barrichello en Brawn GP... Al final, esto dentro de unos años no tendrá mayor importancia.

Volviendo a la carrera, lo cierto es que el GP de Brasil no pudo comenzar de mejor manera. En la primera vuelta tuvimos de todo y unos de los grandes afectados por los incidentes fue Fernando Alonso, que visto lo visto hubiera podido tener un buen resultado este domingo en el circuito paulista. En el incidente entre Trulli y Sutil sospecho que habrá alguna sanción importante, en especial después de los empujones entre ambos que nos hicieron recordar inmediatamente lo que ocurrió en el GP de Alemania 1982 en Hockenheim (cuando aún no habían destruido el trazado) entre Nelson Piquet y Eliseo Salazar. Lo que nunca entenderé es porqué la FIA espera tanto para sancionar algunas maniobras peligrosas -por ejemplo, lo ocurrido entre Kovalainen y Raikkonen en los boxes- en lugar de anunciar que lo investigará al final de carrera.

Unos de los que más han destacado en esta carrera han sido sin dudas Robert Kubica, Sebastien Buemi y el debutante Kamui Kobayashi. El polaco partió octavo y fue rápido en todo momento sin dejar escapar a los punteros. De hecho, también adelantó a Barrichello en los boxes. Por su parte, Buemi, a pesar de perder una posición con respeto a la parrilla, fue muy regular en toda la carrera con un coche inferior a todos los que le rodeaban. Iguala así su mejor resultado obtenido en el GP de Australia de este año. Por último, el japonés ha dejado sorprendidos a todos y con esta actuación no sólo espero verlo en Abu Dabi sino también en todo el campeonato 2010. Seguro que su pelea con Nakajima ha sido lo más emocionante que han vivido los japoneses en los últimos años.

Una de las cosas que más me gustan del GP de Brasil es que nunca se sabe cuándo llegará la lluvia. De hecho, lo raro ha sido que no cayera, tal y como ocurrió el viernes y el sábado. Además, pese a ser una carrera en seco, a 15 ó 20 vueltas del final todo podía aún ocurrir. Cualquier abandono o accidente podía modificar la clasificación y poner en riesgo el Mundial de Button o la victoria de Webber. Por cierto (ya casi lo olvidaba injustamente), la carrera del australiano ha sido perfecta: nunca se despegó de Barrichello en el primer stint, entró en el momento preciso a boxes y comandó perfectamente el resto de las vueltas hasta recibir la bandera a cuadros. Parece mentira que a principios de año casi tuviera que despedirse de la F1 después de su grave accidente de bicicleta.

Para terminar: Button es el merecido campeón pese a quien le pese. Es el que más puntos ha logrado y los mundiales se ganan así. Además, lo cierto es que pese a las dudas de muchos, en cada carrera pudo arañar puntos importantes que a la postre le han dado ese campeonato. También es verdad que pocas veces un campeón había tenido una segunda mitad de mundial tan mala pero no hay que olvidar que sus primeras carreras fueron impresionantes. Por cierto, aquí no acaba todo ya que para Abu Dabi tendremos en juego el subcampeonato. Tanto Barrichello y Vettel se lo merecen pero ahora mismo es el alemán el que está por encima del brasileño por sólo dos puntos (74 a 72). Lo mejor es que el último GP del año es nuevo y eso le dará un ingrediente de incertidumbre muy interesante al duelo entre ambos.

* Puede comentar esta columna en el blog "Arráncalo, por Dios!"

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios