Menú
Martín Higueras

La F1 no es un "cachondeo", pero la hacen parecer…

Alonso tiene el derecho de decir lo que quiera sobre el deporte que lo ha encumbrado en lo más alto pero lo curioso es que este tipo de opiniones–acertadas o no– siempre vienen

Martín Higueras
0
Una de las grandes novedades del GP de Turquía es que llegó poco después de confirmarse la resolución sobre el "Mass Damper" de Renault, lo que provocó un grave problema para la escudería francesa pese a que nadie pensó que se revocaría la decisión de la FIA. Con o sin ese accesorio –que guste o no, sí influye en aspectos aerodinámicos– Renault no parece haber tenido tantos problemas, a juzgar por su buen desempeño en Estambul.
 
Sin embargo, todo esto y algunos detalles anteriores a las clasificaciones, han hecho que Fernando Alonso considerara la F1 un "cachondeo". Es posible que tenga razón o no, pero me temo que "es lo que hay" y si alguien se tomara el trabajo de ver cuáles han sido las resoluciones de la FIA en los últimos años, podrá notar que los perjudicados han sido casi todas las escuderías. En realidad, Alonso tiene el derecho de decir lo que quiera sobre el deporte que lo ha encumbrado en lo más alto pero lo curioso es que este tipo de opiniones–acertadas o no– siempre vienen "reforzadas" por los comentaristas que nos traen la F1 cada domingo. Y así lo hicieron al referirse a la reunión de pilotos en la que De la Rosa preguntó si era legal "saltarse" dos veces las chicanas como hizo Schumacher en Hungría. Hubo cierta confusión ante una respuesta ridícula del director de carrera Charlie Whiting. Pero no hay que olvidar que lo mismo ocurrió en Mónaco 2005 cuando Alonso se defendió con uñas y dientes ante el ataque de los Williams de Webber y Heidfeld ante el desgaste de sus neumáticos (como el alemán). Se "saltó" dos veces la chicana a la salida del túnel casi por obligación y no fue castigado porque no aprovechó esa maniobra para el resultado final de carrera. Lo mismo ocurrió en Hungaroring y punto final.
 
Desde estas líneas siempre hemos dicho que la calidad de transmisión de Telecinco de la F1 está por encima de cualquier otra que hemos tenido en España y lo más destacable es que se asemeja mucho a las mejores que hay en Europa. Sin embargo, es muy curioso comparar los comentarios que se oyen en diferentes carreras para situaciones parecidas. Mientras en otros grandes premios el safety car era algo que sólo perjudicaba a Alonso, esta vez en Turquía parece ser que su entrada en pista cayó como un regalo para el asturiano. Y así lo pudimos notar al oír apenas tímidas referencias del coche que permitió que la carrera diera un vuelco brutal a favor del español.
 
Todas estas polémicas de las reuniones, de las resoluciones y de los comentarios resultan secundarias cuando lo importante es lo que ocurre en la pista sobre todo tras ver este precioso e impresionante GP de Turquía. Es en pista donde todos los pilotos deben responder. Es justamente ahí donde Alonso sabe hacerlo mejor. Con el coche en condiciones algo inferiores que sus máximos competidores, el español ha dejado probado que sigue siendo el favorito para lograr el título sobre todo tras acabar por delante de Schumacher. A una nueva buena partida se suma su impresionante actitud después de la entrada del safety que como hemos dicho desde hace mucho, sólo beneficia a los que están en condiciones de hacerlo, es decir a los que están "ahí" para aprovecharlo. Y en las últimas vueltas demostró que es de los pilotos que están por encima de los demás junto al alemán. Alonso aguantó, aguantó y aguantó y eso le puede haber dado gran parte del Mundial sobre todo por la carga de optimismo que esto le da. En cuanto a Schumacher, los que le daban por muerto el año pasado ahora se empeñan en decir que "los que creían que Schumacher estaba acabado, que se vayan olvidando". No sé pero me recuerda a sus propias palabras de la temporada pasada.
 
Ahora llega Monza, territorio Ferrari. Pero de ahí saldrá líder Alonso sea cual sea el resultado. El asturiano deberá una vez más dar lo mejor de sí, ya que Schumacher buscará su quinta victoria en la pista italiana  (ganó en 1996, 1998, 2000 y  2003, todas en Ferrari) mientras que Alonso logró el año pasado un tercer lugar, un octavo en 2003 y un decimotercero en 2001, este último con Minardi. El asturiano parece estar en perfecta forma y de lo que ocurra en Italia dependerá mucho el resultado final del campeonato ya que China, Japón y Brasil son circuitos que deberían beneficiar a Renault y Alonso.
 
 
 

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios