Menú
Martín Higueras

Montmeló, tenemos un problema

Ha sido un gran premio que no pasará a la historia como uno de los más emocionantes, sino sin duda como uno de los más aburridos e intrascendentes. El problema es que ya viene siendo algo normal en Montmeló.

Martín Higueras
0

Creo que todos estamos de acuerdo en que Montmeló tiene un grave y viejo problema en su trazado y es que es casi imposible adelantar. De hecho, si hacemos una revisión de lo que ha ocurrido este domingo, veremos que el único que ha dado espectáculo y ha luchado por ganar posiciones ha sido Rosberg y que sin embargo no ha pescado ni un solo punto al terminar 13º. Esto, obviamente, sumado al error en boxes que le hizo perder todas sus posibilidades.

En síntesis, ha sido un gran premio que no pasará a la historia como uno de los más emocionantes, sino sin duda como uno de los más aburridos e intrascendentes. El problema es que ya viene siendo algo normal en Montmeló. Además, revisemos algunos cambios destinados justamente a buscar el espectáculo: la instalación en 2006 de la chicane antes de la hasta entonces espectacular curva New Holland (para evitar las fuertes turbulencias cuando llegaban a la recta a toda velocidad) y los nuevos cambios aerodinámicos de los coches este año. Ni lo uno ni lo otro ha beneficiado al espectáculo.

En cuanto a la carrera en sí, hemos visto un total dominio de Webber desde el mismo sábado en las clasificaciones y Red Bull hubiera logrado un nuevo 1-2 de no ser por los problemas en los frenos de Vettel al final (al menos acabó tercero). Alonso se encontró con un segundo lugar inesperado y el cuarto lugar parecía casi seguro antes de la salida de Hamilton, sin duda provocada por el excesivo desgaste que el mismo piloto provoca a sus neumáticos, y la obligada entrada a boxes del alemán. Pero como siempre digo en estos casos, hay que estar ahí, en la mejor posición posible, para lograr aprovecharse de esos incidentes de carrera. Es obvio además que Hamilton exageró en querer responder a la mejor vuelta de Alonso al final de carrera cuando no era necesario.

Los problemas del trazado de Montmeló se vieron también evidenciados en la labor que cumplió Schumacher. El alemán aprovechó una rápida entrada en boxes (gran trabajo de su equipo) para adelantar a Button y a partir de ese momento se convirtió en un auténtico tapón para todos llegando a meta en un meritorio cuarto puesto pero ¡a más de un minuto de Webber! (suma 12 puntos, más de todos los logrados hasta ahora). Ni el actual campeón ni Massa pudieron quitarse de encima al piloto de Mercedes. Lo más "gracioso" de todo el GP fue la comunicación de Ferrari al brasileño después de su toque con el torpe Chandhok (¿Qué le habrá dicho Ecclestone después de su abandono?). Massa sufrió la rotura de parte de su alerón delantero cuando el indio no se dio cuenta que también venía por detrás de Schumacher y Button, cerrándole literalmente la puerta. Sin embargo, sus tiempos no se vieron perjudicados y su ingeniero de pista le dijo a Massa que de hecho estaba siendo más rápido: "Tal vez hemos encontrado la solución".

Destaca además el gran papel, el menos al principio, de Alguersuari. El español de Toro Rosso partió 16º y en sólo un par de vueltas ya era noveno, sin olvidar un gran adelantamiento a Hulkenberg. A partir de ahí realizó una carrera muy decente antes del error con Chandhok que provocó un drive through que le dejó retrasado aunque al final logró pescar al menos un punto. Algo muy positivo vistas las circunstancias. La mala suerte volvió a cebarse con De la Rosa quien sufrió un pinchazo al tocarse con Buemi apenas empezado el GP, lo que finalmente lastró toda su carrera hasta su posterior abandono.

Ahora llega en sólo una semana el GP de Mónaco que aunque tiene un trazado muy diferente al de este GP de España, coincide en que lograr la pole resulta imprescindible para lograr un buen resultado. Pero en el caso de Montecarlo estamos todos de acuerdo, creo. No importa su trazado, no importa lo poco que se puede adelantar, porque Mónaco siempre será Mónaco y nos enamora a todos. Eso, siempre y cuando a ninguna mente "brillante" de la FIA se le ocurra algún cambio de trazado aunque en este caso, felizmente, parece más difícil.

* Puede comentar esta columna en el blog "Arráncalo, por Dios!"

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios