Menú
Martín Higueras

Ni Alonso, ni Schumi, aquí está De la Rosa

No hay ninguna duda de que De la Rosa se merece todo lo que está viviendo en Hungría y lo que seguirá experimentando esta semana.

Martín Higueras
0
Esta vez, todos nos hemos equivocado sobre el desarrollo del GP de Hungría. Pero hay una excusa: la lluvia. El agua nos ha permitido ver una de las carreras más emocionantes de la temporada en uno de los circuitos más aburridos y la gran satisfacción fue ver en ese segundo escalón del podio a un piloto que ha luchado como pocos. Pedro Martínez de la Rosa lo ha hecho casi todo bien y apenas algunos detalles le han privado de convertirse (¿y por qué no?) en ganador de la carrera. Ese puesto lo ocupó Jenson Button, que al fin ha logrado su primer triunfo, lo que ha significado además el regreso de Honda a lo más alto.
 
Las primeras vueltas del gran premio han sido unas de las más complicadas, con un Schumacher que pasó muy rápido a la quinta posición y con Alonso siguiéndole la estela de cerca. De hecho nos hizo recordar la maravillosa primera vuelta de Senna en Donington en el año 1993 pasando a los muy superiores Williams de Hill y Prost. Tanto Alonso como Schumi realizaron una carrera sensacional hasta sus respectivos abandonos que benefician sobre todo al español que ve cómo su diferencia en el campeonato está en diez puntos. Y eso que la cosa no tenía muy buena pinta y sólo los Bridgestone negaron al alemán unos puntos que le habrían venido muy bien aunque lo mejor es que Ferrari hubiera hecho un cambio rápido para al menos pescar algún que otro punto que para la resolución del Mundial podría ser muy importante. Error de Schumacher que además castigó mucho sus neumáticos en la batalla contra De la Rosa y Heidfeld.
 
Pero no, ni Alonso, ni Schumacher. Aquí está Pedro de la Rosa señores. El catalán ha hecho una carrera preciosa producto de un fin de semana redondo. Las clasificaciones fueron ya de por sí muy esperanzadoras para McLaren, metiendo a sus dos pilotos en los cuatro primeros lugares de la parrilla. Fue muy rápido y estuvo a punto de doblar a su jefe de filas Raikkonen poco antes de su abandono ante los gritos desesperados y casi histéricos de los comentaristas de televisión que ante su desprecio por el finlandés (en especial por parte de uno de ellos y desde hace ya mucho tiempo) no pudieron darse cuenta de que el que cometió el error ahí fue Liuzzi y no Raikkonen. El italiano iba a ser doblado y a la salida de la curva, en lugar de pegarse a la derecha como era lo normal, siguió la trazada rápida ante lo que Kimi –que salía lanzado– no pudo hacer nada. De hecho, el propio De la Rosa siguió este recorrido. No es secreto para nadie que en una curva como ésta, es el doblado el que tiene que retirarse de la trazada y no los que van más rápido por detrás.
 
No hay ninguna duda de que De la Rosa se merece todo lo que está viviendo en Hungría y lo que seguirá experimentando esta semana. Trabajador duro y responsable en buena parte de la mejora de los McLaren-Mercedes. Pero tal vez esto no sea suficiente para convencer a Ron Dennis de mantenerlo como piloto titular el próximo año al lado de Alonso. Una pena, pero en estos casos, lamentablemente, no sólo el talento manda. Sin embargo, lo que sí esperamos es seguir viéndolo hasta fin de año y como tenga actuaciones como la de hoy, seguro que en 2007 lo vemos en algún coche competitivo. Talento tiene y ganas le sobran.
 
Por lo pronto lo que toca ahora es un mini receso de tres semanas hasta el GP de Turquía donde por el momento sólo ha ganado Kimi Raikkonen y en cuyo trazado funcionan bastante bien los Renault (Fisichella segundo y Alonso tercero en 2005). Además, ahí los Ferrari no funcionaron aunque la temporada pasada fue para la escudería italiana mala en su integridad. Así que no hay un favorito claro, sobre todo ante la mejora sustancial de Ferrari en estas últimas carreras. Lo que está claro es que Alonso debería seguir siendo muy agresivo para evitar sorpresas poco agradables.
 

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios