Menú
Martín Higueras

Raikkonen gana ante un gran Fisico

Esta vez la culpa no fue de los mecánicos, sino sencillamente de la mala suerte, la misma que dejó fuera de carrera a otros en esos toques iniciales. Una pena porque una vez más parece que Alonso y el R29 están a la altura de las circunstancias.

Martín Higueras
0

Si hace poco más de un mes Lewis Hamilton superó los graves problemas de McLaren de principio de temporada para ganar su primera carrera del año en Hungría, esta vez le ha tocado la misma película a Kimi Raikkonen, pero en Spa. No hay duda de que su victoria se fue forjando desde las clasificaciones con la gran suerte de tener a sus grandes rivales muy por detrás por la extraña Q2 que vivimos el sábado y también por el problema de Barrichello en la partida. Sin embargo, vistas las circunstancias, la carrera de Raikkonen ha sido muy correcta y su victoria merecida, aunque a muchos nos hubiera gustado también ver a Fisichella en lo más alto del podio. Una cosa más: esa salida de pista de Raikkonen en La Source tras la partida, básicamente para evitar tocarse con medio pelotón, es casi normal en este circuito, por lo que a mi modo de ver no hizo ninguna maniobra ilegal que sea merecedora de una investigación posterior por parte de la FIA. Es algo que se ve en casi todas las carreras que se corren en este circuito.

La gran pena de este gran premio fue lo ocurrido en las primeras curvas. Ahí se descartó a más de un posible candidato a estar entre los tres primeros. Tanto Hamilton como Button y Alonso tenían planificada sólo una parada en boxes y el único que pudo cumplirla fue el español. Sin embargo, él también sufrió lo ocurrido en esa primera vuelta ya que el toque con Sutil le provocó el problema en el tapacubos que a la postre sería su sentencia en Bélgica. Aunque no tenía aún en el bolsillo ese tercer lugar, la posibilidad estaba bastante cerca. Esta vez la culpa no fue de los mecánicos, sino sencillamente fue producto de la mala suerte, la misma que dejó fuera de carrera a otros en esos toques iniciales. Una pena porque una vez más parece que Alonso y el R29 están a la altura de las circunstancias en carrera, con tiempos muy competitivos para pelear contra los mejores.

Aunque Raikkonen fue el gran vencedor, hay otros dos pilotos que no deben estar muy decepcionados. El primero de ellos es Giancarlo Fisichella. No sabemos si los rumores que lo colocan en Ferrari ya para Monza le han dado fuerzas, pero lo cierto es que lo que ha hecho el italiano en Spa-Francorchamps es digno de elogio. Estoy seguro de que muy pocos pensaron en que podría aguantar el ritmo. Vaya que lo hizo. No dejó escapar en ningún momento al Ferrari del finlandés que sin duda se vio beneficiado por el KERS en esa primera vuelta después del safety car. Pero el Force India no decayó y la gran pena fue que en la segunda entrada a boxes no aguantara una vuelta más para adelantar al Ferrari. Probablemente tenía la gasolina justa y esa opción era la única posible. Pese a eso –Fisichella cree que era más rápido que Raikkonen y que sólo el KERS le impidió adelantarle–, su carrera ha sido única e histórica para esa modesta escudería surgida de las consecutiva venta de Jordan, Midland y Spyker.

El otro que debe estar bastante satisfecho es Sebastian Vettel. Sin duda, el gran beneficiado del fin de semana ya que logra recortar a Button seis importantes puntos y se acerca a sólo tres de Barrichello, que pese a su desastrosa partida, logró pescar dos puntos. Aunque se esperaba muchísimo más del alemán y de su compañero Webber, este resultado le permite seguir en una batalla a la que se han sumado desde hace tres grandes premios otros equipos como McLaren y Ferrari, lo que presagia unas emocionantes próximas carreras.

Llegamos a un momento importante de la temporada: las dos semanas previas al GP de Italia en Monza. No sabemos qué decidirá Ferrari ya que en años anterior ha elegido este momento para anunciar su equipo del próximo año. Aunque pensé que Badoer ya no estaría en Spa, ahora sí que apostaría por otro piloto. Se ha hablado de Fisichella e incluso de Alonso. Esta última posibilidad me parece ridícula (sería un gravísimo error) y la del italiano hasta fin de temporada, o al menos algunos grandes premios, la veo más posible. ¿Y Gené? Claro que se merece la oportunidad y ojalá que Stefano Domenicali, después de fallar estrepitosamente con Badoer, se la dé. Ojalá veamos al catalán en Monza, aunque tengo mis serias dudas.

* Puede comentar esta columna en el blog "Arráncalo, por Dios!"

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios