Menú
Martín Higueras

Raikkonen vs. Mercedes

Fernando Alonso tiene, ahora sí, el campeonato en el bolsillo. Son ya 36 puntos de diferencia con Raikkonen y faltando siete carreras, las posibilidades son casi nulas.

Martín Higueras
0
Todo parecía indicar que el GP de Alemania iba a ser una carrera bastante tranquila sin muchas novedades, pero todo lo contrario. Desde estas líneas uno no quiere ser más "alonsista" que los que oímos en las retransmisiones por televisión (a veces aciertan y otras no) pero ahora hay que darles la razón en algo: el campeonato está servido para Fernando Alonso.
 
Es verdad que la suerte hay que buscarla y para ganar carreras hay que estar ahí, en especial si el líder abandona y esa suerte nos sonríe. Si uno no está segundo ante esa situación, poco se puede hacer para ganar. Pero no hay dudas, Alonso tiene la suerte de su lado porque no es la primera vez que hereda el primer lugar gracias a un abandono de Raikkonen. También es verdad que esto lo logra gracias a que Renault se ha mostrado, sin lugar a dudas, como el coche más fiable del campeonato y que además el español es rápido, no tanto como Raikkonen, pero suficientemente rápido.
 
Lo que sigue siendo extraño es que tengamos que oír comentarios acerca de los problemas de Raikkonen. Está claro que la actual cadena de televisión ha elevado mucho la calidad de las retransmisiones que hasta hace un par de años teníamos. El problema es que los televidentes no merecen algunos comentarios que oímos. Una vez más se ha comentado que el abandono del finlandés ha sido producto de la presión de Alonso y la verdad es que se trata de una conclusión bastante simplista. Un análisis de los tiempos de ambos pilotos durante la carrera nos demuestra que esto no es realmente cierto y si a cada abandono de un piloto se le va a achacar la presión de otro, la F1 sería bastante más sencilla de entender.
 
Lo que realmente sorprende es la poca fiabilidad que tienen los motores Mercedes de Kimi Raikkonen. Otra vez, los comentaristas de televisión deberían cuidar sus opiniones, en especial cuando ponen en cuestión la calidad del finlandés. Los que sí deberían estar alerta son los ingenieros de McLaren y tanto Ron Dennis como Norbert Haug tienen ahora que analizar esos problemas, porque no es la primera vez que ocurre. Se trata de la tercera vez que ocurre en las últimas tres carreras y así, Raikkonen sigue sin acabar en el GP de Alemania. Para colmo, en el próximo GP dará su vuelta de clasificación entre los primeros.
 
Por lo demás hay que decir que Fernando Alonso tiene, ahora sí, el campeonato en el bolsillo. Son ya 36 puntos de diferencia con Raikkonen y faltando siete carreras, las posibilidades son casi nulas. El asturiano ha sido inteligente en Hockenheim. Sabía que alcanzar a Kimi era casi imposible por el ritmo del finlandés pero en ningún momento se distrajo y siguió adelante logrando una victoria que le dan tres cuartas partes del Mundial. Mérito suyo y de todo el equipo Renault, que últimamente parece no fallar en lo más mínimo.
 
Historia aparte es lo que nos ha demostrado este domingo Juan Pablo Montoya. El colombiano partió último tras salirse de la pista en las clasificaciones. Tras la partida, ha hecho una carrera sencillamente perfecta, sin ningún error. Su primera vuelta fue vital. Pasó a varios coches y poco después quedó estancado detrás de Fisichella. Con la primera entrada a boxes pudo resolver ese problema y con la segunda pudo subir hasta la segunda posición. Un pilotaje sensacional, con raza, agresividad y velocidad.
 
El próximo GP será en Hungría. Ahí Alonso puede dar el golpe final ya que Hungaroring es perfecto para él y para Renault. Ahí ganó su primera carrera y apostar por él ahí es casi casi apostar a ganador.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios