Menú
Martín Higueras

Un hat-trick que vale un Mundial

Bélgica será donde seguramente podremos ver quién se postula con seriedad para ganar el Mundial.

Martín Higueras
0
Si existía una manera para que Alonso se quitara de encima un tema tan desagradable como el del espionaje (al que prefiero no referirme en detalle al no tener todos los datos que la FIA tiene en sus manos), una victoria era lo indicado y si era con un hat-trick (pole, carrera y mejor vuelta), pues aún mejor. Si a esto le agregamos su carácter contundente, los puntos que recorta al líder del Mundial y los que se aleja de los temibles Ferrari, podemos decir sin duda que el fin de semana de Monza ha sido sencillamente perfecto para los intereses del español.
 
Su dominio en los entrenamientos libres (salvo el primero del viernes) y en las tres sesiones de las clasificaciones no garantizaban la victoria, sobre todo porque a la luz de los tiempos que vimos el viernes y en especial el sábado, parecía obvio que Ferrari saldría a la pista con una estrategia diferente, sobre todo para intentar contrarrestar la evidente superioridad de los McLaren. Y así fue.
 
Al término de las 53 vueltas parecía que la victoria había sido bastante fácil pero creo no equivocarme si afirmo que debe haber sido una de las más complicadas porque en todo momento tuvo que tirar hacia adelante, ya sea porque tenía a Hamilton detrás como porque necesitaba neutralizar el tiempo que ganaba Raikkonen entrando a boxes sólo una vez. Ese es el verdadero mérito de un piloto de Fórmula Uno: no tener ni un segundo para el relajo y competir al 100% durante toda la carrera. Alonso lo hizo y superando a cada uno de sus rivales.
 
Ahora Alonso está a sólo tres puntos de Hamilton y la próxima carrera es en el precioso y emocionante circuito belga de Spa-Francorchamps donde muy pocos se atreven a pasar con el acelerador a fondo por la increíble Eau-Rouge. Dicen que el único que lo ha hecho ha sido Senna, al menos según han contado algunos de sus ingenieros que veían con asombro cómo el brasileño bajaba la rampa sin pestañear y la subía sin levantar el pie. Aunque él mismo confesó que "es una curva que mi mente siempre quiere tomar a fondo, pero que mi pie izquierdo no me deja". De hecho, Magic dijo alguna vez que cuando pasaba por ahí llegaba a "hablar con Dios".
 
Bélgica será donde seguramente podremos ver quién se postula con seriedad para ganar el Mundial. Si Massa no reacciona a sus problemas en Monza es posible que se descuelgue definitivamente y si Raikkonen quiere realmente luchar por ser una amenaza tendrá que darlo todo. Por lo menos los antecedentes son muy buenos para él ya que fue el ganador de las dos últimas veces que se disputó el GP de Bélgica, en 2004 y 2005. Por otro lado, seguro que Alonso quiere ganar ahí por primera vez y como hemos visto en Monza, cuando tiene ganas, batirle es complicado. Para Hamilton será su primera carrera en un F1 (ha participado en entrenamientos ahí) aunque sabemos de lo que es capaz y los riesgos que sabe tomar (el sensacional adelantamiento a Raikkonen al final de la recta de Monza es un buen ejemplo). Todo lo veremos en el último gran premio europeo antes de Japón, China y Brasil.
 
Puede dejar sus comentarios en: mhigueras@libertaddigital.com

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios