Menú
Martín Higueras

Un nuevo paso hacia el título

Alonso sacó oro de Estambul. Redondeó una muy buena carrera, en especial ante la superioridad de los McLaren. Apenas perdió dos puntos y el campeonato sigue de cara.

Martín Higueras
0
Tras una primera mitad de campeonato en la que aprovechó la superioridad de Renault para sacar una buena ventaja con respecto a sus perseguidores, Fernando Alonso ha decidido ahora aceptar el mejor momento de McLaren y simplemente administrar de la mejor manera su renta y sacar beneficio de las oportunidades que se le presentan. Todo esto resulta ser una buena estrategia, sobre todo por lo que hemos podido ver en el GP de Turquía.
 
Antes que nada, hay que subrayar que el diseñador alemán Hermann Tilke ha creado un circuito atractivo desde todo punto de vista. En su trazado podemos ver subidas, bajadas, curvas cerradas, curvas rápidas y buenos puntos para doblar a los rivales.
 
Desde el inicio, el GP se presentó muy emocionante. Ambos pilotos de Renault realizaron una buena partida ya que optaron por una estrategia diferente al resto de los equipos al salir con menos combustible. Sin embargo, algo salió mal ya que Raikkonen recuperó rápidamente el liderato. Desde ya parecía una batalla perdida pese a que Alonso, tras doblar a Fisichella tras recibir la orden desde los boxes, estuvo muy competitivo en las primeras vueltas. Pero McLaren era superior y así lo demostró hasta el final.
 
Como ya mencionamos hace algunas semanas, para aprovechar las oportunidades hay que estar "ahí" en el momento preciso. Y es lo que ha hecho Alonso. En esta oportunidad, el español supo conservar su tercer lugar durante toda la carrera hasta que a pocas vueltas del final, Montoya se vio embestido por Monteiro cuando acababa de doblarle. El contacto estropeó el difusor del McLaren, lo que le hizo perder el control de su coche a dos vueltas del final, dejándole en bandeja el segundo lugar a Alonso.
 
Lo ocurrido parece sencillo pero sucede que los comentaristas de televisión se empeñan en buscarle otro tipo de explicaciones. ¡Es la presión de Alonso! Vamos a ver. Tal vez, según ellos, lo mejor era que Montoya esperara la recta para pasar al lentísimo Jordan del portugués. De presión nada. Tal vez Montoya ajustó mucho la doblada, tal vez Monteiro cometió un error. ¿Pero presión de Alonso, cuando el colombiano no parecía tener problemas para conservar su segundo lugar?
 
Sea como sea, el español sacó oro de Estambul. Redondeó una muy buena carrera, en especial ante la superioridad de los McLaren. Apenas perdió dos puntos y el campeonato sigue de cara. En dos semanas llega el GP de Italia con el precioso (aunque algo anticuado) circuito de Monza. Ahí los dominadores son los Ferrari, pero tal vez no sea el año de la Scudería. En los últimos cinco años, Schumacher y Barrichello han ganado cada uno dos veces, dejando la carrera de 2001 para Juan Pablo Montoya. El año pasado Alonso abandonó y en 2003 llegó octavo. Tal vez sea el momento en que pueda ganar y dé un paso casi definitivo hacia el título.
 

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios