Menú
Martín Higueras

Un triunfo merecido de Fisichella

Lo cierto es que podemos seguir siendo muy optimistas para esta temporada, tanto por el rendimiento de Alonso, gracias a su talento y también a la fiabilidad del R26, como por la competitividad de los rivales.

Martín Higueras
0
Durante muchas carreras hemos hablado de la mala suerte que ha venido persiguiendo a Giancarlo Fisichella. Esta vez, el italiano ha redondeado un fin de semana perfecto, tanto en las nuevas y atractivas clasificaciones como en carrera. Durante las 58 vueltas su equipo optó por una estrategia perfecta aunque es verdad que tuvo la gran ayuda inicial de su compañero de escudería, Fernando Alonso, que sirvió de tapón para los principales perseguidores, visto la gran cantidad de carburante que llevaba su R26.
 
Para los Renault, el resultado es una prueba de que pueden dominar en conjunto esta temporada pero es probable que los problemas para Fisichella vuelvan y que las próximas carreras no sean tan "sencillas" como la de Malasia. Esto, tomando en cuenta que Raikkonen no vuelva a tener la mala suerte de toparse con un Christian Klien (causante de su accidente) y que los Williams (con tan buen inicio de temporada en Bahrein y un espectacular tercer lugar en la parrilla de Nico Rosberg) no tengan problemas en sus motores Cosworth. Los Ferrari siguen pareciendo saludables aunque esta vez no vieron ni por asomo a los Renault.
 
Alonso tuvo un problema de carburante en las clasificaciones y por esa razón partió en séptima posición. Gran noticia para Fisichella ya que el asturiano salió con un coche más pesado –y por lo tanto menos veloz– que los demás. El italiano aprovechó esta circunstancia al máximo y sólo Button pudo seguirle durante algunas vueltas. El resto fue simplemente seguir una estrategia perfectamente diseñada. Alonso "taponeó" a Webber y a Montoya y les restó posibilidades para el podio. En este punto, no podemos dejar de imaginar los comentarios televisivos si el que hubiera hecho el tapón (algo legal sin duda) hubiera sido Raikkonen o Schumacher y el perjudicado Alonso. Habrá que esperar las próximas carreras para comprobarlo, si es que ocurre.
 
Lo cierto es que podemos seguir siendo muy optimistas para esta temporada, tanto por el rendimiento de Alonso, gracias a su talento y también a la fiabilidad del R26, como por la competitividad de los rivales. Habrá pelea. Los McLaren seguirán ahí, los Ferrari igual, sin dejar de lado a los sorprendentes Williams y a la más que segura mejora de los Toyota, de tan mal inicio este año. En dos semanas llegará Australia, donde Fisichella ganó el año pasado, y donde podremos ver de mejor manera el momento de cada escudería, tras dos carreras de características extremas.
 

 

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios