Menú
Martín Higueras

Victoria para Webber y nueva polémica de la FIA

Es evidente que con esa sanción la carrera de Alonso se fue al traste hasta el punto de no sumar ni un solo punto, lo que le deja en una posición muy delicada en el Mundial.

Martín Higueras
0

Una vez más hemos presenciado una carrera (y ya van varias) en la que una decisión de la FIA ha sido polémica, por lo menos a ojos de algunos. Y nuevamente el que la ha sufrido ha sido Fernando Alonso. Entiendo que cause controversia pero lo que es evidente es que después de la maniobra todos pensamos que "algo" iba a suceder ya que fue bastante justa. Inmediatamente después de eso, el español avisó a su equipo de que el polaco lo había "empujado" fuera de pista, lo que le obligó a "cortar" la curva, algo que a la postre le costó el drive through. Kubica también se defendió y su equipo confirmó que harían los reclamos del caso. Hay dos cosas que me llamaron la atención. La primera es que Alonso no se diera cuenta de que podría ser sancionado y no le devolviera la posición al polaco (aunque eso no siempre asegura que no haya sanción como ocurrió con Hamilton en Spa 2008), sobre todo cuando era más rápido que él y tendría sin duda una nueva posibilidad de adelantarlo. Lo otro es que la FIA, ayudado esta vez por el gran Nigel Mansell, tardara un tiempo increíble en tomar la decisión.

 

Es evidente que con esa sanción la carrera de Alonso se fue al traste hasta el punto de no sumar ni un solo punto, lo que le deja en una posición muy delicada en el Mundial. Ahora es quinto con 98 puntos, es decir a 47 puntos de Hamilton, 35 de Button, 30 de Webber y 23 de Vettel. Todo parece ya muy difícil sobre todo si pensamos que en Silverstone Ferrari llevó la última gran evolución del coche, algo que aún no parece suficiente para competir de igual a igual con los Red Bull y los McLaren. Pero francamente, este domingo Alonso no parecía capaz de lograr la victoria. Desde el principio no comenzaron las cosas bien. Aunque muchos pensaban que Alonso podría lograr atacar en la partida al salir desde el lado "limpio", lo cierto es que perdió posiciones (Vettel tampoco lo hizo bien) y a partir de ese momento todo fue en contra, al punto de que incluso se tocó con Massa, lo que provocó el pinchazo en el coche del brasileño que le llevó a los boxes. En general, todo era ya bastante difícil y con la decisión de la FIA todo se convirtió en algo imposible.

 

Lo cierto es que hoy Webber y Hamilton eran inalcanzables. El australiano se confirma como el gran rival de los McLaren este año y sobre todo como el principal adversario de su compañero de equipo, con el que tiene cada vez menos relación sobre todo después de la polémica del alerón ocurrida este sábado. Además de eso, la comunicación de radio entre Horner y Webber -con las respectivas felicitaciones y agradecimientos- al terminar la carrera, y con ese "no está mal para ser el segundo del equipo", no presagia una mejora en el ambiente (pese a oírlo varias veces, no he logrado descifrar la respuesta del jefe de equipo, así que si alguien puede ayudarme...).

 

La victoria no le permite a Webber alcanzar a Button en el segundo lugar en el Mundial, tal vez porque el británico, tras partir en una muy discreta 14º posición, redondeó una buena carrera al elegir una estrategia diferente a la de los demás. Eso sí, también se vio beneficiado por las sanciones y abandonos de los demás. La carrera de Rosberg también fue destacable lo mismo que la de Barrichello con un quinto lugar que podría confirmar la mejora de Williams, en especial porque el brasileño logró en Valencia un cuarto puesto. Somos muchos los que queremos volver a ver a la histórica escudería otra vez entre los mejores.

 

Quiero terminar protestando por el nuevo trazado del mítico Silverstone. Confieso que no me he puesto a pensar si eso beneficia o no los adelantamientos y el espectáculo pero lo cierto es que no me gusta esa modificación que incluye una gran recta llamada Wellington Straight. Puede que esté exagerando pero siento que se ha mutilado un circuito histórico tal y como se hizo hace años con Hockenheim, algo por lo que también protesté en su momento. Y es justamente ahí donde los pilotos volverán a citarse dentro de dos semanas. Sin duda veremos un nuevo duelo entre McLaren y Red Bull y ojalá no tengamos, otra vez, que hablar de una decisión de la FIA.

 

* Puede comentar esta columna en el blog "¡Arráncalo, por Dios!"

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios