Menú
Martín Higueras

Webber gana hasta al safety car

El gran problema de Alonso no sólo era partir último sino, como dijo algún lector en este mismo blog, hacerlo desde los boxes. Es decir, sin vuelta previa y sin el correspondiente calentamiento de los neumáticos. Felizmente para el español, un safety car

Martín Higueras
0
¿No les dije que el GP de Mónaco siempre nos regala carreras emocionantes? Creo que lo ocurrido este domingo en las calles del Principado lo corrobora. Si tuviera que elegir a dos pilotos que sobresalieron sobre los demás, sin duda éstos serían Mark Webber y Fernando Alonso. El primero nos ha vuelto a demostrar no sólo que el Red Bull está por encima de los otros monoplazas -eso ya resulta una evidencia- sino que es uno de los grandes favoritos para hacerse con el Mundial. El segundo poco tiene que demostrar a estas alturas pero su actuación en Mónaco no sólo deja claro que es uno de los mejores pilotos de la parrilla sino que además sabe aprovechar, junto obviamente a su equipo, las oportunidades.

 

El gran problema de Alonso no sólo era partir último sino, como dijo algún lector en este mismo blog, hacerlo desde los boxes. Es decir, sin vuelta previa y sin el correspondiente calentamiento de los neumáticos. Felizmente para el español, un safety car apareció muy rápido tras el accidente de Hulkenberg y en un gran y sobre todo muy rápido movimiento de equipo, entró a cambiar de neumáticos blandos a duros, lo cual le permitió aguantar el resto de la carrera sin entrar otra vez a diferencia de todos los demás. A partir de ahí era remontar y atacar a gran parte de los coches que iban a la cola del pelotón, cosa que no es evidente en un circuito como Mónaco, ni siquiera con la superioridad de Ferrari sobre equipos como Virgin, Hispania y Lotus. La gran dificultad llegó, como era de esperar, cuando alcanzó a pilotos de la talla de Massa o Hamilton aunque logró superar en tanda de entrada a boxes a otros como Schumacher, Rosberg y Barrichello. Al final el resultado no podía ser mejor sobre todo por el rápido degradamiento de sus neumáticos en las últimas vueltas, aunque eso no le impidió en la vuelta 65 a marcar un tiempo extraordinario por debajo del 1.16 en el que marchaban los punteros. Eso sí, me siguen quedando las dudas sobre el adelantamiento en los últimos metros de Schumacher en Anthony Noghes cuando el safety car acababa de dejar la pista. Esto lo escribo digo a las 16:19 hora española, 9:19 hora de esta parte de la costa oeste de Sudamérica, con lo cual ese resultado del 6º y 7º lugar podría cambiar.

 

En un circuito como Mónaco no creo que se pueda notar claramente la superioridad de los monoplaza pero la verdad es que Webber no dejó ni un milímetro de posibilidades a sus rivales. Nadie tuvo siquiera la oportunidad de amenazar su primer lugar y así el australiano se coloca con todo merecimiento líder del Mundial -junto a su compañero Vettel con 78 puntos-, básicamente porque hasta ahora ha sido el piloto más regular de la temporada. Pero además, ha logrado ganar en las dos últimas carreras lo que le hace, por el momento, el hombre a batir. Alonso queda tercero con 73 puntos, no tan lejos de los Red Bull, cerca de Button (-3) y algo más alejado de Massa (-12) y de Hamilton y Kubica (-14). Dicho sea de paso, el piloto polaco de Renault sigue dando grandes sensaciones en una escudería que parecía más cerca del fin y sólo llegó tercero por culpa de su mala partida que le permitió ganar a Vettel el segundo lugar.

 

Como siempre hay muchas otras cosas que destacar y una vez más una de ellas es la mala suerte que viene persiguiendo a Pedro de la Rosa. Es obvio que el Sauber no va y no parece tener muchas esperanzas de mejorar durante las próximas carreras. Alguersuari tampoco ha tenido una buena carrera. También me gustaría destacar a los dos pilotos de Force India que estuvieron siempre en los puntos, algo nada despreciable para un equipo como el indio. Al que seguramente le caerá una buena sanción, o al menos debería, es a Barrichello que tras provocar el segundo safety car tiró el volante a la pista lo que casi provocó un problema a un piloto que pasaba por ahí.

 

Pasado Mónaco, en dos semanas llega el GP de Turquía, un circuito que realmente disfruto mucho y donde el pilotaje y el motor es más que importante. Es probable que ahí volvamos a ver el verdadero nivel de los coches y aunque el año pasado ganó ahí Button con Brawn GP, los Red Bull lograron un 2-3 que demostró que van bien en el circuito de Estambul. El que seguramente espera con ansias este gran premio es el compañero de Alonso, Felipe Massa, que logró la victoria en tres años consecutivos (2006-2007 y 2008). Pero repito, el circuito es atractivo y sin duda veremos una gran carrera.



* Puede comentar esta columna en el blog "Arráncalo, por Dios!"

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios