Menú
Martín Higueras

Y ahora, ¿sólo cuestión de dos?

Lo cierto es que una vez más, Ross Brawn diseñó una estrategia perfecta para tener a sus dos coches en las primeras posiciones del podio.

Martín Higueras
0

Algunos aún teníamos la esperanza de que el Mundial mantuviera su emoción con el repunte de los Red Bull después del gran dominio de Brawn GP durante las primeras carreras del año. Pero parece ser que sólo fue fruto de algunos grandes premios y ahora la impecable carrera de Barrichello y Button en el precioso trazado de Monza ha dejado las cosas en su lugar otra vez. A partir de ahora es muy probable que el título se juegue exclusivamente entre esos dos pilotos.

La pregunta que se plantea ahora es cuál será la actitud del brasileño con respecto a su compañero en las últimas cuatro carreras de año. En principio, Button tiene una renta suficiente como para estar tranquilo pero también es verdad que no puede descuidarse porque Barrichello está en un buen momento de forma. Ahora, visto el pasado del ex piloto de Ferrari no sabemos muy bien si respetará las posibles órdenes de equipo, en especial después de lo ocurrido en Austria 2002. Esperemos que por el bien de la Fórmula Uno tengamos un auténtico duelo entre ambos y que lleguen a la última carrera de Abu Dabi (1 de noviembre) con el Mundial aún abierto.

Lo cierto es que una vez más, Ross Brawn diseñó una estrategia perfecta para tener a sus dos coches en las primeras posiciones del podio. Por delante tenía al McLaren de Hamilton, al Ferrari de Raikkonen y al sorprendente Force India de Sutil. Todos ellos tenían previsto dos entradas a boxes y los Brawn GP sacrificaron las clasificaciones cargando más gasolina para así entrar sólo una vez y evitar la pérdida de tiempo en cada una de las entradas.

Hamilton hizo una carrera bastante correcta pero desde el principio se vio que tendría muchas dificultades para ganar, al igual que Raikkonen. Sin embargo, cometió un error en la última vuelta que le dejó fuera del podio y de los puntos. Por su parte, el finlandés parece haber despertado definitivamente de un comienzo de año desastroso. Su tercer lugar en Monza representa su cuarto podio consecutivo desde el GP de Hungría.

Mención aparte merece Force India. A los ridículos rumores que apuntaban a la preferencia de Bridgestone para darles mejores neumáticos, hemos pasado a la confirmación de que se trata de uno de los coches con la mejora más espectacular del año. Segundo puesto de Fisichella en Spa y cuarto de Sutil en el GP de Italia, sin dejar de mencionar el buen fin de semana de Liuzzi que heredó el puesto de su compatriota ahora en Ferrari. Una agradable sorpresa para todos, sin duda.

La vuelta del KERS a Renault no ha tenido el efecto esperado. La esperanza de Alonso era que el sistema le permitiera adelantar a algunos coches que partían por delante suyo. Esto no ocurrió y posiblemente las muy pocas esperanzas de un puesto en el podio se desvanecieron en la primera vuelta sobre todo porque se encontró detrás de un Force India que rinde las mayores velocidades en la recta, algo que en Monza resulta definitivo. En dos semanas, el español se reencuentra con el circuito de Singapur, donde el año pasado logró una victoria que en estos últimos días hemos recordado lamentablemente por motivos muy diferentes a los deportivos.

Finalizada la temporada europea de la Fórmula Uno, ahora llega una nueva etapa asiática de tres carreras y un penúltimo gran premio en Brasil. Como dije al principio, todo parece indicar que el título se decidirá entre los dos Brawn GP pero es posible también que en una de las carreras tengamos algún resultado sorprendente.

* Puede comentar esta columna en el blog "Arráncalo, por Dios!"

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios