Menú
Michelle Malkin

El traje nuevo de Hillary

El año pasado, ignorando las propias observaciones de soldados de a pie sobre el equilibrio que ha de mantenerse entre peso y movilidad, Hillary atacó a la Administración Bush por "incompetente" al no cargar a las tropas con protecciones extra.

Michelle Malkin
0

Ojo: Hillary Clinton está sacando otra vez el traje invisible de su armario retórico. Siempre y cuando pueda conjuntarlo con una falda, la diseñadora italiana Donatella Versace le dará el visto bueno. Pero cualquier candidato presidencial de tronío que conserve un atisbo de honradez, debería incluir ese tipo de vestuario en la parte del armario reservada a la ropa que no está de moda.

En su último vídeo de campaña, Hillary ataca a la Administración Bush por enviar soldados a combatir sin protección: "Ya no nos vale con promesas. Tras casi cuatro años, que es más tiempo del que estuvimos en la Segunda Guerra Mundial, nuestros soldados no tienen aún todos los vehículos blindados, protectores antibalas y el resto del equipamiento que necesitan. Es una vergüenza."

Cada vez que los izquierdistas necesitan mostrar que, de verdad de la buena, sienten una mayor preocupación por las tropas que sus contrincantes políticos, sacan esta carta. Un periodista obsesionado con Rumsfeld se chuleó hace dos años de haber incitado a un soldado a poner en el centro de atención la carencia de protecciones. Y el año pasado, ignorando las propias observaciones de soldados de a pie sobre el equilibrio que ha de mantenerse entre peso y movilidad, Hillary atacó a la Administración Bush por "incompetente" al no cargar a las tropas con protecciones extra. Ahora, el Ejército es atacado de nuevo por depredadores y oportunistas sin ningún conocimiento de las complejidades de la logística militar.

El último punto fuerte de los demócratas implica una presunta falta de todoterrenos blindados en Irak. Los generales de salón que forman la junta editorial del New York Times se rasgaron las vestiduras hace unos días, criticando "al ejército, la Guardia Nacional y el cuerpo de Marines" por "estar constantemente por debajo de lo necesario" en las mejoras de los blindados. El editorial del Times titulaba su diatriba anti-Bush "Sin apoyar a las tropas". El meme se ha contagiado de Hillary y Ted Kennedy hasta el último estratega demócrata con necesidad de pulir la credibilidad de su apoyo a los militares.

Pero el ejército recuerda a sus críticos que comenzó la Guerra contra el Terror "con una escasez en los equipamientos por un total de 56.000 millones de dólares de legislaturas pasadas. En los últimos siete años, el ejército se ha transformado más que ningún otro ejército de la historia, y adquiere rápidamente equipamiento puntero a una escala nunca vista desde la Segunda Guerra Mundial". Solamente en Irak, informan los funcionarios, "el ejército ha pasado de un mínimo de 400 todoterreno blindados a casi 15.000, vigilando vecindarios, protegiendo a las tropas o mitigando riesgos frente a los principales tipos de munición enemiga. Hasta la fecha, el ejército ha fabricado suficientes kits de blindaje para equipar todos los vehículos todoterreno en Irak y Afganistán. Miles de estos kits son transportados a los teatros de operaciones cada mes y son instalados sobre la marcha, veinticuatro horas al día siete días a la semana con el fin de garantizar que los soldados reciben la mejor protección posible."

El capitán Aaron Kaufman, de la Brigada Daga en la base Forward Justice, la unidad en la que mi colega de Hot Air Bryan Preston y yo estuvimos empotrados en Bagdad el mes pasado, me dijo: "Esto es simplemente otra operación de despiste. Todos los vehículos que abandonan las instalaciones de la base o poseen equipamiento antimetralla de serie o los equipos montados... todos los vehículos que tenemos son M1114 o M1151, todoterrenos blindados de serie, no M998 o M1025 modificados (el todoterreno estándar no tiene blindaje). La misma especie de reportero redacta estos artículos, a la que puedes referirte como francotirador de la Zona Verde. Personalmente he quedado impresionado con los rápidamente que el ejército obtiene equipamiento y tecnología recién desarrollada para los soldados en combate".

El capitán Matt Schoenfeldt, que sirve como artillero en la provincia iraquí de Diyala, también me envió su reacción:

Me gustaría señalar primero que esto es solamente otra tentativa más por parte de los progres de examinar una situación extremadamente compleja, coger un aspecto minúsculo de la misma y utilizarlo para inventarse la historia que quieren contar. Contamos con más de 70.000 todoterrenos M1114 militares blindados ahora mismo. Dicho eso, es un hito equipar con blindaje semejante cifra de vehículos en tan corto período de tiempo mientras llevamos a cabo a la vez operaciones de combate las veinticuatro horas del día... Además de la modernización de estos más de 70.000 todoterrenos, el ejército ha modernizado todos los vehículos que abandonan este sector, desde cristales antibala para los transportes de tropas o tanques y Bradleys hasta puertas y cristales blindados para los vehículos de apoyo, y todo sobre la marcha. No existe un solo vehículo que abandone el sector que no haya sido modernizado para hacer frente a amenazas específicas de Irak.

El programa de modernización del blindaje es tremendamente exitoso y ha salvado miles de vidas. Esta noticia de las actualizaciones del blindaje ha sido tomada por los medios y otros miembros sin conocimiento, que han pintado como fracaso un programa muy exitoso e impresionante. Es decepcionante que los medios no hayan contrastado la noticia, pues debieran haberse informado del tema.

T. F. Boggs, un sargento de la reserva que volvió recientemente de su segunda misión en Irak, lo resumía: "Se ha avanzado tanto desde los primeros días de la guerra que la polémica sobre las protecciones es de risa. Sólo aquellos que no tienen ni idea de la realidad de la guerra en Irak le dan importancia."

Dicho de otro modo: la emperatriz está desnuda.

© Creators Syndicate, Inc.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios