Menú

Venezuela se aísla

Su entrada al Mercosur obligará a Venezuela a imponer altísimos aranceles a productos que no provienen de esa región, castigando severamente al consumidor venezolano.

0

Desde hace siete años, Venezuela viene transitando la vía menos indicada en lo que a integración comercial regional se refiere. Venezuela se aleja de sus socios naturales, como lo son Estados Unidos y los países andinos, pero se une al Mercosur sin garantías de ningún tipo y se alía con Cuba, donde no tiene nada que buscar, pero sí mucho que dar.

El gobierno del presidente Hugo Chávez le ha venido dando la espalda a la Comunidad Andina de Naciones (CAN) desde hace más de siete años. Una de las primeras medidas que el gobierno bolivariano aplicó en contra de la Comunidad fue la de obligar el trasbordo de las cargas en la frontera con Colombia. Si el gobierno creyera realmente en la integración, hubiese promovido a la flota de transporte venezolana para ayudarla a ser competitiva, en vez de imponer medidas proteccionistas, tal como lo hizo.

El gobierno del presidente Chávez también le dio la espalda a la Comunidad Andina cuando forzó la entrada de Venezuela al Mercado Común del Sur (Mercosur), en una negociación independiente de sus otros socios de la comunidad, sin respetar que existía un acuerdo previo para negociar en bloque la entrada a ese mercado y sin tomar en cuenta que el mismo presidente Chávez era entonces presidente in tempore de la Comunidad Andina de Naciones.

Lo más grave es que Venezuela entró al Mercosur en condiciones desventajosas y sin ningún tipo de salvaguardias, con lo cual expone a los productores venezolanos a una especie de competencia desleal para la cual no están preparados. Se habla, por ejemplo, de productos venezolanos que estarían en la lista argentina de "excepciones", sin embargo ningún producto nacional goza de esa protección transitoria. Además, su entrada al Mercosur obligará a Venezuela a imponer altísimos aranceles a productos que no provienen de esa región, castigando severamente al consumidor venezolano.

Por otro lado, el presidente Hugo Chávez desde el inicio de su mandato ha fustigado y boicoteado el Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA) que promueve Estados Unidos, mientras propicia y aúpa, en combinación con el dictador cubano Fidel Castro, la Alternativa Bolivariana de las Américas, un revoltijo de ideas sin orden ni método que no termina de cuajar.

Lo peor es que mientras Venezuela desecha todo acuerdo comercial con Estados Unidos, varios países andinos como el Perú, Colombia y Ecuador negocian acuerdos bilaterales con el país del norte. De estos tres, ya Perú firmó su Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos en el año 2005, mientras Colombia cerró su acuerdo hace pocos días y Ecuador avanza lentamente en sus negociaciones. Independientemente de cómo afecten a Venezuela esos tratados en el corto, mediano y largo plazo, lo cierto es que nuestro país está quedando aislado comercialmente de sus socios naturales. Y si se analiza la gama de opciones que tenía el gobierno bolivariano en materia de integración cuando arribó al poder, no cabe más que concluir que ha escogido las menos convenientes tanto para los productores nacionales como para los consumidores venezolanos.
© AIPE

Norka Parra de Ansuini es analista de VenEconomía.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios