Menú
Pablo Molina

Era mejor el caos

La lideresa de Ciudadanos cree que es aconsejable dejar otros quince días en manos de Sánchez los poderes excepcionales de los que viene abusando ya va para dos meses.

Pablo Molina
0
La lideresa de Ciudadanos cree que es aconsejable dejar otros quince días en manos de Sánchez los poderes excepcionales de los que viene abusando ya va para dos meses.
Inés Arrimadas | Pedro Ruiz.

Sánchez amenazaba a España con una hecatombe si el Parlamento no le prorrogaba por cuarta vez los poderes excepcionales que le atribuye el estado de alarma. El ultimátum tendría algún sentido si el Gobierno hubiera hecho gala de una gran eficacia en la gestión de la crisis del coronavirus, pero planteado por el jefe de una tropa que nos ha colocado durante la pandemia en los últimos puestos del mundo civilizado, el alarde queda francamente ridículo. Una sensación que aumenta cuando el elegido para intimidar a la población española con el chantaje era el ministro José Luis Ábalos y la encargada de meter en cintura a la oposición, la gran Adriana Lastra, la otra pata de un tándem sensacional.

En contra de lo que afirma Echenique y cree a pies juntillas Arrimadas, el levantamiento del estado de alarma no iba a provocar ningún caos más que en la coalición social-comunista que conforma el Gobierno. Tras dos meses de confinamiento obligatorio bajo pena de multa o detención, había llegado el momento de decir hasta aquí hemos llegado. La incompetencia de los ministros nos ha llevado a esta situación y, quién lo iba a decir, resulta que nos fiamos mucho más de los Gobiernos autonómicos en la gestión de esta crisis. En todo caso, hay soporte legal más que suficiente para imponer restricciones temporales si resultara necesario, pero lo que no se puede hacer es destruir hasta los cimientos una economía porque al Gobierno lo han timado con las mascarillas y los test del coronavirus.

La lideresa de Ciudadanos cree, sin embargo, que es aconsejable dejar otros quince días en manos de Sánchez los poderes excepcionales de los que viene abusando ya va para dos meses. Esto de convertirse en la muleta de un Gobierno de socialistas y comunistas, con graves responsabilidades en la expansión de la pandemia y una acreditada incompetencia en su gestión, debe de ser un rasgo específico del liberalismo centrista, pero bueno será tenerlo en cuenta en el futuro.

Gracias a esa cosa que una vez fue Ciudadanos, ya no sufriremos el caos con que nos amenazaba Sánchez, sino un tsunami de pobreza con el subsidio estatal gestionado por Iglesias como único recurso para sobrevivir en el día a día. Justo lo que pensaban los votantes de Cs cuando Rivera decía que eran un partido liberal.

En España

    0
    comentarios

    Servicios