Menú
Pablo Montesinos

Comparando con el Aznar de 1996

El debate en el seno del PP no es baladí. Los más antiguos del lugar hacen comparaciones con 1996.

Pablo Montesinos
0

Querida Ketty:

Ojo que el fin de año puede ser movidito en el plano económico. Con esta hipótesis trabajan desde hace días en el Ejecutivo, donde observan con enorme preocupación las noticias que llegan desde Grecia y que, en el peor de los casos, hablan de una inestabilidad política y económica tal que podría derivar en una nueva crisis de Gobierno –allí, que no aquí, quede claro–. Un hecho que podría provocar un efecto en cadena que en el Gabinete de Rajoy dan por hecho, con todo lo que ello supondría en los mercados de deuda.

Desde Berlín y Bruselas tampoco llegan buenas nuevas. Empezando por Angela Merkel, el hecho de que esté con la mente puesta en exclusiva en las elecciones venideras preocupa, y mucho, a la Administración. "Estamos hablando del futuro del euro, y el país capital para que sobreviva sólo está pensando en sí mismo", radiografía un experto en la materia. Pero, lamenta, "qué podemos decir nosotros, que andamos de campaña en campaña", en referencia a las gallegas y a las catalanas –véase como ejemplo que te escribo en un AVE con destino Lérida, y que el presidente visitará cuatro veces Cataluña en campaña–.

La Comisión Europea fue desgarradora, en opinión del Gobierno. La previsión comunitaria desmonta el calendario que esta misma semana ofreció el presidente en el Senado: leve mejoría en 2013 y fin de la crisis y síntomas de crecimiento un año después. La UE no es que no las tenga todas consigo, sino que rechaza de plano que podamos cumplir. Y en el Ejecutivo, en privado, se habla abiertamente de la necesidad de revisar los Presupuestos y de seguir avanzando en las reformas.

El debate en el seno del PP no es baladí. Los más antiguos del lugar hacen comparaciones con 1996. "Vale que entonces no es como ahora, que es mucho peor", pero, según un allegado a Aznar: "Entonces llegamos a la Moncloa con papeles, con carpetas llenas. Hoy parece que no teníamos nada de eso". El susodicho hace una comparativa con los primeros seis meses de ambos mandatarios: "Puedes ir a la hemeroteca. En el 96, ya por estas fechas se le había dado una vuelta prácticamente a todo y, lo que es más importante, la gente lo había apreciado, estaba más receptiva y más optimista. Todos teníamos la impresión de que íbamos a salir de esa".

Un alto miembro del Gabinete, alto cargo ya con Aznar, confiesa que algunos de los suyos les reclaman ir más rápido en la reforma de la Administración. Demostrar que el ajuste es para todos y que no afecta sólo a los ciudadanos. "Es muy difícil ir al bar de tu ciudad y convencer a tus vecinos de que estamos haciendo lo correcto si no damos ejemplo". La vicepresidenta insiste en que se están dando los pasos necesarios, que no es sencillo, pero que semana tras semana los españoles podrán ver que se están haciendo cosas.

La pregunta ahora es si será suficiente o si nos acabará llevando por delante "el contexto" internacional. Soraya fue muy clara en el último Consejo de Ministros: se hará todo lo que se pueda para cumplir con el objetivo de déficit, pero será difícil. Casi imposible, añaden en privado. Y si Grecia da muestras de derrumbe, Merkel sigue mirando para otro lado y Bruselas recorta los Presupuestos y no avanza en la unión fiscal y bancaria, el cóctel puede ser demoledor, según la lectura gubernamental.

Total... que no quería estropearte yo el puente, pero la prima de riesgo ya está dando sustos y en el Ejecutivo insisten: la carta del rescate no está descartada. Aunque, para que todo quede dicho, también hay noticias esperanzadoras, como dice mi Fátima Báñez. El ejemplo, los nuevos contratos de formación, que no creo que ni los tuyos se atrevan a criticar.

Besos desde Cataluña, España,

Pablo

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD