Menú

Rajoy espera parar el 'choque de trenes'

Nadie se atreve a augurar qué hará Mas cuando se vea sin mayoría absoluta pero con una amplia representación independentista en el Parlamento.

Pablo Montesinos
0

Querida Ketty:

A pesar de cumplirse un año de la abrumadora mayoría absoluta, culmen de un periplo de éxitos electorales, no ha sido una semana de celebraciones para Rajoy. No solo porque hayamos vivido 365 de angustia real, con momentos en los que parecía que España iba a caer de un momento a otro, sino porque –de nuevo– la realidad se ha impuesto teniendo que dar la cara ante dos frentes –uno político y otro económico– que preocupan por igual a los miembros del gabinete.

Empezando por el político, en La Moncloa mantienen la respiración ante lo que pueda ocurrir a partir del 25-N, jornada de elecciones en Cataluña. Nadie se atreve a augurar con precisión alemana qué hará Artur Mas una vez se vea sin mayoría absoluta pero con una amplia representación nacionalista-independentista en el Parlamento –al menos, así se desprende de los sondeos de última hora elaborados para el PP–. Lo único claro, en voz de un ministro de perfil muy político, es que "ante la amenaza de algunos de incumplir las leyes, nosotros las haremos cumplir a rajatabla".

Un choque de trenes que quiere evitar a toda costa Rajoy, que espera que tras una campaña de altos voltios el elegido presidente de la Generalidad se tome una tila y calme sus ansias separatistas. Aunque, claro, esto es más un deseo que una constatación de lo que está por llegar, admiten. Y en los círculos populares, aunque aplauden el discurso firme que el presidente ha pronunciado en sus idas a Cataluña, hay quienes aseguran que "seguimos sin estrategia, mirando el futuro inmediato con terror porque no sabemos qué nos va a deparar". A lo que un alto cargo remata: "Esto no puede ser así. El Gobierno tiene que tener una hoja de ruta, más allá de apelar constantemente con la Constitución".

A la hora de repartir manteca, a los tuyos también les toca. El PP, que pide a voz en grito el voto de los socialistas que se consideren "catalanes y españoles", dice estar boquiabierto tanto por la nula defensa del constitucionalismo como por la ausencia "descarada" de Rubalcaba. Yo les he dicho que no se impacienten, que en nuestra carta mensual les ibas a dar todos los detalles, así que espero que no me dejes mal ante los míos... Por cierto, que ya te espero con los brazos abiertos en Barcelona, esteladas en los balcones incluidas.

El otro frente, como no podía ser de otra forma, es económico. Y se juega, para variar, en Bruselas. El presidente –esto sí me lo tendrás que reconocer– ha vuelto a dejar constancia de que tiene dotes diplomáticas, y ha conseguido enmendar un Presupuesto comunitario muy negativo para nuestros intereses. Su golpe en la mesa –"Es inadmisible y no lo podemos aceptar", dijo– y su alianza clave con Durao Barroso han surtido efecto.

Durante toda la semana se han sucedido los contactos. El resumen de situación me lo hacía un ministro económico, alertado ante la posibilidad de tener que volver a meter la tijera: "No podíamos aceptar perder los fondos comunitarios, especialmente los de la PAC. El campo se nos echaría encima y sin esas ayudas es inviable". Los despachos bilaterales de Rajoy con los principales actores –incluidos Angela Merkel y Herman Van Rompuy–, de carácter extraordinario, sirvieron de impulso definitivo.

Así, Rajoy cumple un año tal y como empezó esta andadura; con varios e importantes frentes abiertos, con grandes dosis de estrés y muchas dudas encima de la mesa. Los suyos defienden que si no se hubieran empezado a acometer reformas –no es baladí que, en la firma del nuevo proyecto de Renault en España, el presidente sacara pecho de la reforma laboral– hoy España sería un país intervenido, sin capacidad de acudir a los mercados de deuda y con recortes más severos que los de nuestra vecina Portugal. "Esto no se dice, pero es así. Y, en recesión, ya estamos en disposición de presentar un marco económico que avanza mejoría económica en 2013 y crecimiento y creación de empleo en 2014". Esperemos, por el bien de todos, que tengan razón.

Un beso,

Pablo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation