Menú

Y por esto es por lo que Pablo Iglesias y hasta Pedro Sánchez hablan de golpe de Estado y de provocaciones de la ultraderecha.

Pablo Planas
0
Y por esto es por lo que Pablo Iglesias y hasta Pedro Sánchez hablan de golpe de Estado y de provocaciones de la ultraderecha.
EFE

Superfuerte el vídeo de la titular de Igualdad, excelentísima señora doña Irene María Montero, la ministra más joven de la historia de España empatada con la socialista Bibiana Aído. A los 31 años asumieron la cartera estas precoces políticas provistas de blancos e inmaculados currículos. Como es sabido, Montero es la pareja del vicepresidente segundo, el señor Pablo Iglesias, por lo que aún tiene más mérito que haya llegado a ministra a pesar de las maledicencias de los elementos más retrógrados y machistas, que consideran que debe su cargo a su pareja cuando todo el mundo sabe que quien ha colocado a Pablo ha sido Irene María y no al revés. ¿O no?

El caso es que Irene es la prota de un vídeo pirulo que destroza todas las líneas de defensa del Gobierno sobre el coronavirus. Entre expresiones del tipo "jo, tía", "o sea" y "mogollón de peña", doña Irene deja claro que en el Gobierno se tenía plena consciencia del riesgo, que la manifestación del 8 de marzo se convocó a pesar de la peligrosidad de una exhibición de masas en plena alerta vírica y que, pues claro, tía, no se podía reconocer ni decir ante las cámaras. Se trataba, según la ministra, de no tomar decisiones "por el sentimiento este de pánico un poco generalizado", aunque ella misma estaba aterrada con los besos y los achuchones de la plebe.

No es previsible que Irene Montero dimita. Antes le pediría perdón su maromo a Álvarez de Toledo o a Espinosa de los Monteros que reconocer Irene (Jo, tía) Montero que no está capacitada para el cargo. De entrada se alega que la conversación no estaba destinada a ser emitida y que, además, lo que en ella se dice no es para tanto. Hay más excusas. La imaginación en Unidas Podemos es tan fértil que la culpa de todo esto será de Franco, de Díaz Ayuso o hasta de Mariano, quien tal día como hoy de hace dos años fue suplantado en su escaño por el bolso de Soraya Sáenz de Santamaría.

Hay quien considera que la difusión del bruto de la entrevista que Montero concedió a la ETB es obra del PNV en represalia por el pacto con Bildu. Incluso se alude al propio PSOE como agente filtrador, al objeto de bajarle los humos a Pablo Iglesias, a quien acusan de haberse cargado el impacto propagandístico de la renta mínima con sus exabruptos parlamentarios. El registro lingüístico de la ministra también es objeto de lacerantes comentarios. Era difícil imaginar que una especie de heroína de la revolución bolivariana como la camarada Irene hablara como la caricatura de una adolescente adicta al TikTok. Con ese nivel, Maribel, le entran a uno escalofríos al imaginarse las deliberaciones del Consejo de Ministros.

Todo eso es muy destacable y está muy bien, pero no tanto como el hecho de que desde el Gobierno se alentara a participar en una suerte de barra libre para el coronavirus cuando en otros países ya se habían adoptado medidas "superdrásticas" conocidas hasta por Irene Montero. Es decir, que se animó a que la gente fuera a una manifestación a pesar del riesgo que corría. Y por esto es por lo que Pablo Iglesias y hasta Pedro Sánchez hablan de golpe de Estado y de provocaciones de la ultraderecha. Hay que tapar como sea la irresponsabilidad e incompetencia del Gobierno.

En España

    0
    comentarios

    Servicios