Menú
Pedro Bonofiglio

La historia interminable

Martín Palermo es la mismísima historia de nuestro fútbol estirándose en la línea del tiempo. Es un avatar conducido por 46 millones de argentinos.

¿Es gol de Palermo? ¿Sí? ¿Seguro? Los argentinos nos preguntábamos si, por espacio de algunos segundos, estábamos soñando. O que nos estaban tomando el pelo. ¿En serio? ¿Palermo? Claro. Luego pensamos y dijimos: "Palermo es el protagonista de la historia interminable". Martín es la mismísima historia de nuestro fútbol estirándose en la línea del tiempo. Es un avatar conducido por 46 millones de argentinos.

Logró un ascenso a Primera División con Estudiantes de La Plata de la mano de Juan Sebastián Verón, pasó a Boca y allí fue compañero de un tal Diego Armando Maradona. Vino a Europa y no brilló todo lo que se esperaba. Muchas lesiones, Villarreal, Betis, etc... Pero Martín esperaba la revancha, esa revancha que llegó varias veces. Con Boca otra vez, y luego, con Argentina por partida doble. Frente a Perú en el penúltimo partido de las eliminatorias, con un gol sobre el final del encuentro, bajo una lluvia torrencial, y que sirvió para que Maradona se tirara al césped y se ahorrara una nueva liposucción.

Más que gritos, el gol de Palermo dibujó risas en nuestros rostros. ¿Quién no se acordó de los tres penaltis errados por Palermo en una Copa América? Allí está la otra revancha. Porque además de todo esto, Palermo es respetado por los hinchas de Boca, de Estudiantes, de Racing, de Independiente, de San Lorenzo y de todos los clubes de la liga argentina.

¿Por qué hablamos tanto de Palermo, cuando la noticia es que Argentina pasó a los octavos de final ganando todos los partidos? Porque, además de interminable, Palermo es inexplicable. Lo siento, pero creo que nadie puede describir en palabras lo que significa este gol de Palermo en un mundial. ¿Porque tiene 36 años? Puede ser. ¿Porque solamente le bastó 15 minutos en un mundial para marcar? Tal vez. ¿Porque es importante para la convivencia del grupo? No lo sé. Lo que sí sé es que en el minuto 75 de partido, cuando Enrique y Mancuso le propusieron a Maradona cambiar a Milito por Higuaín, el Diego dijo: " Llamá a Martín". Se estaba escribiendo en clave de agradecimiento, el premio mas grande para un goleador con la historia de Palermo. Yo creo en mi foro interno que ese gol también es de Maradona. Como en el año 86, estoy cosiendo una enorme bandera argentina, y ya compré pintura para escribir: "PERDÓN, DIEGO".

En Deportes

    0
    comentarios