Menú

El retorno publicitario

Una de las principales ventajas de la publicidad en Internet es que, a cambio de un coste relativamente pequeño, el anunciante que vende sus productos a través de la web puede tener datos precisos del retorno de la publicidad

0

¿Pretende usted que una de cada dos personas que visitan la página en la que decidió insertar su anuncio compren su producto? ¿Considera que un porcentaje de clickthrough del 1% es una auténtica miseria? ¿Cree que su publicidad no se ve –aunque le han explicado que los banners de los diferentes anunciantes rotan– porque usted no la ve, pese a que se pasa hasta media hora actualizando de manera compulsiva su navegador?

Si la respuesta a las anteriores preguntas es afirmativa debe usted redirigir su inversión publicitaria hacia otro medio, hacia un medio que le dé datos exactos de retorno, del número de personas que han visto su anuncio, de cuántas han llegado a conocer de la existencia de su empresa a través de él o de cuántas de esas personas han acabado realizando una venta. Lo que usted desea son datos fidedignos, no extrapolaciones de mediciones más o menos fiables, como las de la televisión o la radio. Estaremos hablando entonces de la publicidad online.

Una de las principales ventajas de la publicidad en Internet es que, a cambio de un coste relativamente pequeño, el anunciante que vende sus productos a través de la web puede tener datos precisos del retorno de la publicidad y no tiene por qué fiarse de la información que le proporciona el soporte en el que ha decidido colocar su campaña; cualquiera puede hacer una certificación de campaña diciendo que se han obtenido unas impresiones y visitas determinadas; basta poner una firma y un sello y a correr.

Los adserver líderes en el mercado proporcionan informes muy precisos, a veces hasta abrumadores, sobre el resultado de su acción publicitaria. Unos informes con los que usted, el anunciante, tendrá una base para decidir qué formatos son los que más le interesan, a qué hora debería mostrar sus anuncios, desde qué punto geográfico son más proclives a eso del click o si, en definitiva, le conviene la publicidad digital. Que se puedan vender muchos libros u ordenadores gracias a los anuncios que aparecen rodeando a esta columna no tiene por qué indicar forzosamente que otros productos puedan tener el mismo éxito.

Pero es que, además, existen soluciones informáticas que permiten seguir el proceso de compra a través de su web. ¿Cuántas de las visitas recibidas se han transformado en venta? ¿Dónde se ha parado el proceso de compra? ¿Son los usuarios de Libertad Digital mejores compradores que los que me llegan a través de sus competidores? Quizás, por muchas estadísticas e informes de Nielsen Ratings que le podamos hacer llegar desde LD sobre el perfil de nuestros usuarios, usted no se lo acabe de creer y quiera verlo con sus propios ojos. En Internet sí puede hacerlo.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios