Menú

Andalucía

Pedro de Tena

El 'susanismo' resiste en Almería frente a Juan Espadas

Juan Espadas se estrella en Almería el mismo día que Juan Moreno gana en Granada.

El 'susanismo' resiste en Almería frente a Juan Espadas - Pedro de Tena
El nuevo líder del PP de Almería, Juan Antonio Lorenzo Cazorla. | Europa Press

Juan Antonio Lorenzo Cazorla, susanista, fue proclamado ayer domingo, día de la clausura del congreso del PP en Granada que ha consolidado a Juan Manuel Moreno, nuevo secretario general del PSOE de Almería, noticia que es ampliamente tratada en el digital Noticias de Almería.

No tendría mayor importancia si la victoria en la primera vuelta de las elecciones primarias a la Secretaría General provincial, con un 51% de los votos, hubiera recaído en el candidato sanchista, esto es, el candidato de Juan Espadas.

Pero no ha sido así porque el ganador, Lorenzo Cazorla es el candidato de la facción susanista. Los otros dos aspirantes, Indalecio Gutiérrez Salinas, que era el candidato oficial del sanchismo y Juan Espadas, y Sonia Ferrer Tesoro, sólo obtuvieron un 41,5% de las papeletas y un 7,5%, respectivamente.

La derrota de Espadas en Almería es relevante porque indica que ha sido incapaz de llegar a acuerdos de fusión e integración como los que ha logrado en otras provincias, dejando a Almería como un lunar que puede teñir seriamente su liderazgo.

El nuevo secretario general del PSOE provincial de Almería tuvo palabras de agradecimiento para el secretario general saliente, José Luis Sánchez Teruel, susanista confeso, imputado y mártir, quien "se apartó del camino pensando que el partido podría unirse si él estaba en un lado".

Luego dijo a Gutiérrez Salinas y Ferrer Tesoro que deben "ser capaces de ir juntos a los sitios, de unirnos, de trabajar, sacar lo mejor de nuestros equipos y conseguir un equipo potente, fuerte, unido y que supere con creces a la derecha en la provincia". O a, un modelo de integración, pero susanista.

Su primer gesto, dice el digital almeriense, fue tender la mano a las otras candidaturas para buscar la unión del partido, que es algo que ya había intentado sin éxito anteriormente, con el fin de evitar tres candidatos, algo que no fue posible. Ahora se trata de organizar el próximo congreso del PSOE almeriense, que no controlará ya Juan Espadas, y que tendrá lugar el próximo 11 de diciembre.

La importancia de lo ocurrido en Almería se une a la inexplicable conducta de Juan Espadas en lo que se refiere a la alcaldía de Sevilla, cuyo sillón se niega a perder. El asunto parecía ser el sueldo municipal perdido, pero ya tiene otro sueldo, el de senador del Reino de España. En realidad, parece que la dificultad estriba en que no hay garantías de que el concejal sustituto de Espadas en la alcaldía sevillana vaya a ser posteriormente el candidato del partido para el puesto cuando toquen las elecciones municipales en 2023.

Y, naturalmente, la imagen de un Juan Espadas, que se entusiasmó ante el balón de oxígeno que le han proporcionado las grabaciones piratas de Juan Marín para oponerse a los presupuestos de Juan Manuel Moreno, sigue a rebufo de la del presidente del PP y de la Junta.

Este próximo día 24 se opondrá, mediante una enmienda a la totalidad, los presupuestos de la Junta para 2022 y promoverá en la calle manifestaciones contra los despidos de personal sanitario en las que se confundirá con los comunistas divididos.

Pero estará temblando ante la posible convocatoria de elecciones anticipadas, que le cogerá con el paso cambiado y el partido sin barrer. Según todas las encuestas conocidas, perderá. O sea.

Temas

En España

    0
    comentarios