Menú
Pedro de Tena

Pardillos

De lo que se trata es de conquistar los aparatos de poder que facilita la democracia "burguesa" y, desde ellos, ir caminando hacia la hegemonía total. Desde las Administraciones Públicas a las Cajas de Ahorro.

Pedro de Tena
0

Ampliemos nuestro VocaBURLARIO. Aunque un pardillo es un pájarito, del que hablaron Garci de Montalvo, Andersen y el de Bergerac, entre otros, y pardillo alude al campesino antiguo por el color de su camisa, como dejó sentado Bocaccio, pardillo, lo que se dice un pardillo, es, para el Partido Socialista muy especialmente, un ingenuo, un incauto, un memo, un bultito. Fue Estébanez Calderón en sus Escenas Andaluzas quien convierte al pardillo en un mote: El Pardillo. Galdós en su Fortunata y Jacinta ya usa la palabra pardillo como se usa ahora coloquialmente: pardillo, presa fácil, lelo, crédulo, confiado: "¿Pardillo yo?. pa chasco... Tráete de la tierra". También Torrente Ballester lo utiliza en Los Gozos y las Sombras: "Le pasan por delante una muchacha con buenas pantorrillas, boquita de piñón y ojos inocentes, y usted cae como un pardillo, y después de caer, ya no tiene remedio". Umbral el grande, en sus Ninfas escribe: "unas veces veía en el espejo a un pardillo orlado de negro y oro, y otras veces veía un golfo, un mal estudiante". En fin, literatura.

Pero PARDILLO con mayúsculas es quien de entre los ciudadanos cree una sola palabra del grupo que controla el Partido Socialista. Vamos sabiendo cómo fue el socialismo de antes de la Guerra y durante la Guerra pero algunos nombres de aquellos personajes aún nos merecen respeto, como el de Julián Besteiro y otros, muy pocos, serios en el uso de la palabra, de la razón y de la ética. Pero lo que se conoció como el socialismo "sevillano" a partir de la época del Congreso de Suresnes fue, en general, un grupo con muy pocos escrúpulos que consideró a todo el mundo mundial como pardillos. Precisamente por ello ha sido posible esta cosa que nos ocurre y que se llama Zapatero. Ya no queda nada salvo el poder y en esa tesitura, sin ideas pero con trapicheos, cualquiera puede ser cualquier cosa.

Los mismos que decían que "ruptura" para ganar votos contra Suárez en la Transición, luego firmaron la Constitución. Los mismos que dijeron "No a la Otan" dijeron "Sí a la Otan" poco después. Los que publicitaron lo de 100 años de honradez, ya ven cómo quedaron en sólo 10. Todo vale. Lo que sea preciso para conseguir el poder real de la sociedad española y no digamos la andaluza. Una vez nos dijo la duquesa de Medina Sidonia, la "roja", en su casa palacio de Sanlúcar de Barrameda: "No seas pardillo, amigo mío. Estos han venido a forrarse". Uno no se lo creyó porque, en efeto, era un pardillo, pero al poco tiempo saltó el caso Guerra, luego el caso Filesa, el caso Ollero y ahora otros muchos como el caso de los Chaves, el nepotismo abrumador, el del dinero público subastado por la Junta y otros muchos.

Hay quien aún no se cree ni ha comprendido que firmen lo que firmen, digan lo que digan, hagan lo que hagan, juren lo que juren, aprueben lo que aprueben, jamás los herederos del primigenio socialismo sevillano respetarán nada si no les conviene. El que aún no se ha dado cuenta de esto, sigue siendo un pardillo. Esta caterva de des-almados que componen la oligarquía –es posible que en las bases quede algún rescoldo ético recuperable para el futuro de la democracia española–, se ha apoderado del socialismo español y muy especialmente del andaluz: no entienden de principios, ni de fidelidad, ni de lealtad a nada que no sea su propio poder.

Pardillosigue siendo el que se sienta con uno de estos individuos o individuas y pretende conversar y razonar lógica y racionalmente sobre algo. Usarán citas, argumentos, cifras, papeles... Los manipularán, los descuartizarán, los torturarán con tal de que sean sus objetivos los que se vean aceptados. Si alguien se les opone lo desacreditarán vía "argumentos ad hominem": fascista, matón de discoteca o lo que sea. Si son molestos, impedirán que los ciudadanos les oigan o les vean. Todo está decidido de antemano. Sólo el PSOE tiene razón histórica y sólo el PSOE es el instrumento de la historia. Es decir, todos los demás son pardillosa los que manejar como marionetas.

Muchos todavía consideran que el PSOE que devino de Sevilla vía Suresnes es un partido socialdemócrata homologado con la socialdemocracia europea. No. El PSOE de González renunció al marxismo de boquilla pero no a la toma del poder, herencia del Lenin español, Largo Caballero y del Lenin de verdad, el ruso. Ya no hay Palacio de Invierno que asaltar ni guerras previsibles que aceleren revoluciones. De lo que se trata es de conquistar los aparatos de poder que facilita la democracia "burguesa" y, desde ellos, ir caminando hacia la hegemonía total. Desde las Administraciones Públicas a las Cajas de Ahorro, desde las empresas públicas a los medios de comunicación, desde las instituciones públicas a no pocas empresas privadas. El poder es hoy una red de redes, una tela de araña inmensa.

Mediten sobre esto y lean cómo describía al "pardillo" Paul Auster en su libro La Música del Azar:

Probablemente piensan darte de comer e invitarte a pasar la noche. No querrás causar mala impresión, ¿verdad? No querrás entrar allí con pinta de chorizo ignorante. He visto la clase de ropa que te gusta llevar. Dan el cante, Jack, te delatan como un pardillo. Ves a un tío vestido así y te dices: Ahí va un anuncio viviente de Perdedores Anónimos. Esa ropa no tiene estilo ni clase. Cuando íbamos en el coche me dijiste que en tu trabajo hay que ser actor. Pues un actor necesita un disfraz. Puede que no te guste esta ropa, pero los ricos la llevan y tú quieres demostrar al mundo que tienes buen gusto, que eres un hombre con criterio. Ya es hora de que madures, Jack. Es hora de que empieces a tomarte en serio.

Cambien "ropa" por "convicciones", "ética" o "coherencia" y vuelvan a leer. Gente con principios, con entidad son inmediatamente distinguidos como "pardillos" y/o "perdedores anónimos" por quienes sólo creen ya en el poder por el poder. Es más, los huelen, nos huelen desde lejos.

Pues eso. Frente a una tela de araña así todos los demás seremos perdedores anónimos. Muy bien. Por ello, perdedores anónimos, uníos. No tenéis, no tenemos, otra cosa que perder que vuestra, nuestra –inventemos–, pardillez. Hasta Jesucristo decía que había que ser sencillos como palomas pero astutos como serpientes. ¿Se enterarán en el PP? Dice Federico Jiménez Losantos que para comprender bien de qué estamos hablando es preciso disponer de la vacuna que se obtiene habiendo sido antes de izquierdas y habiendo dejado de serlo más tarde. Como no todos pueden, sirva de aperitivo el discurso del método titulado Cómo dejar de ser pardillos en dos tardes.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco