Menú

Los "abertzales" se unen en Navarra

0
En marzo, los abertzales nos pueden dar el disgusto de obtener un diputado por Navarra. Lo que no han sido capaces de hacer en las vecinas Vascongadas, lo han conseguido los nacionalistas. Se han arrancado sus etiquetas de moderados, progresistas, izquierdistas, soberanistas y autonomistas, y se han unido para presentar sendas listas al Congreso y al Senado bajo la denominación de Nafarroa Bai.
 
Hasta ahora, el reparto de diputados vasconavarros favorecía a los partidos nacionales. Los partidarios de la unidad de España sumaban 11 en la comunidad vasca y 5 en la navarra: 7 para el PP (3 por Vizcaya, 2 por Guipúzcoa y 2 por Álava), 6 para el PSOE (2 por Vizcaya, 2 por Navarra, 1 por Álava y 1 por Guipúzcoa) y 3 para UPN. El bloque abertzale se quedaba en 8: 7 para el PNV (4 por Vizcaya, 2 por Guipúzcoa y 1 por Álava) y 1 para EA (por Guipúzcoa). Recuérdese que HB en 2000 no se presentó.
 
No es probable que la distribución varíe en Vizcaya ni en Álava. En Guipúzcoa puede ocurrir, debido a que por los seis escaños compiten cuatro partidos, con lo que una pequeña alteración puede causar que una fuerza gane o pierda un diputado. Sin embargo, la novedad más sorprendente puede darse en Navarra. De las ocho elecciones generales registradas desde 1977, en cinco, los diputados se distribuyeron entre dos partidos, mientras que en las de 1979, 1986 y 1996, la asignación fue entre tres.
 
El nacionalismo vasco tuvo representación por Navarra en la Restauración y en la II República. En la Monarquía de Juan Carlos I sólo ha ocurrido dos veces. En 1979, el PSOE y el PNV pactaron una lista conjunta al Senado, llamada Frente Autonómico, que llevó a la Cámara Alta, entre otros, al peneuvista Manuel Irujo, que, como ministro de Justicia en los gobiernos del Frente Popular, toleró con su presencia la persecución de los católicos. En 1986, Herri Batasuna obtuvo un acta de diputado.
 
Como ha demostrado Josep Lluis Pérez Carod, los nacionalistas nunca se están quietos; siempre están maquinando algo. A fin de atenuar la probable victoria por mayoría absoluta del PP, se han unido, al menos, en Navarra. Eusko Alkartasuna ha preferido presentarse sola en Vascongadas (por primera vez en cuatro años, acude separada del PNV a unas elecciones) para resistirse a la absorción por el PNV.
 
Los participantes en Nafarroa Bai son EA, Aralar (grupo escindido de HB y dirigido por Patxi Zabaleta), Batzarre y PNV. En las pasadas elecciones al Parlamento autonómico, sus listas tuvieron los siguientes resultados: Aralar, 23.697 papeletas; EA/PNV, 22.727; y Batzarre, 7.897. En total, 54.321. De repetirse los datos de las elecciones de 2000, Nafarroa Bai sacaría el escaño sin necesidad de pactar con los restos de Batasuna. El acta la perdería el PSOE, lo que sería un triste consuelo para el PP y la UPN, pues los abertzales demostrarían a los socialistas que únicamente pueden ocupar el Ejecutivo autonomico si se alían con ellos.
 
Merece la pena describir a la candidata de Nafarroa Bai al Congreso. Se trata de la periodista Uxue Barkos, corresponsal de la cadena pública ETB en Madrid. Su presencia denota el carácter sectario de esa televisión. Como ya dijo hace años Iñaki Zarraoa (actual alcalde de Guecho) cuando fue director general del ente: “ETB es un proyecto abertzale hecho por abertzales para abertzales”; aunque con las frecuencias del Estado español y los impuestos de los vascos no abertzales. ¿Qué dirían Iñaki Anasagasti y Javier Arzallus si Alfredo Urdaci se presentase como cabeza de la lista del PP por Guipúzcoa?

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios