Menú

"Carmena, ¡colócanos a tós!"

Si alguna vez alguien decide fletar un Tramabús para denunciar la Trama carmenita, seguramente necesitará un autobús de dos pisos.

Percival Manglano
0
EFE

Manuela Carmena es la gran blanqueadora del proyecto podemita para Madrid. Su tono afable y sus edulcoradas palabras esconden un proyecto político inmisericorde en su voluntad de premiar a los afines. Esta semana, una semana cualquiera, hemos conocido hasta cuatro ejemplos de la trama que está tejiendo la alcaldesa en Madrid. Si alguna vez alguien decide fletar un Tramabús para denunciar la Trama carmenita, seguramente necesitará un autobús de dos pisos para que le quepan todas las caras de sus protagonistas.

Veamos cada una de las cuatro noticias publicadas, insisto, en una sola semana.

Primera, Radio Carmena. El diario La Razón nos informaba de las grandes cifras de esta radio municipal, impulsada por la alcaldesa con tanto entusiasmo como falta de éxito. En efecto, el presupuesto de la radio es de 1,2 millones de euros anuales. Tamaño presupuesto se traduce en medios exorbitados: 7 empleados fijos, 80 colaboradores (la gran mayoría, tertulianos), 16 ilustradores para una revista gigante vinculada a la radio que se reparte de manera gratuita, 3 estudios (el último, en el Cuartel del Conde Duque, el cual necesitará de una importante reforma), una página web que se va a mejorar (50.000 euros mediante) y, además, un antiguo autobús de la EMT que actuará como estudio rodante para visitar colegios. ¿Qué audiencia ha atraído tamaño despliegue de recursos municipales? Exactamente la siguiente: 396 oyentes diarios. Sí, han leído bien. Hay prácticamente más trabajadores y colaboradores en la radio que oyentes; o quizá esos 396 oyentes son sus trabajadores y colaboradores.

Segunda, los contratos a dedo para realizar la auditoría ciudadana. El diario El País informaba de los 500.000 euros que se va a gastar Manuela Carmena en 14 informes para que personas externas al Ayuntamiento auditen la gestión municipal entre 2003 y 2015. O, en palabras del concejal de Hacienda, Carlos Sánchez Mato, para "conocer el expolio del patrimonio público." Los contratos se han adjudicado, la gran mayoría, a dedo entre julio y agosto y estarán listos a principios de 2019, justo antes de las elecciones municipales. Evidentemente, los contratos se han adjudicado a empresas afines a Ahora Madrid, muchas de ellas englobadas dentro de la llamada "red de economía social y solidaria".

Tercera, la cooperativa fundada por Rafa Mayoral. El diario El Mundo informaba de que Kinema, la empresa fundada por el diputado y alto dirigente de Podemos en su época en el PCE, ha recibido de Carmena, en un solo año, tres contratos, por valor de casi 500.000 euros. Una vez más, el pretexto para otorgar estos contratos es la "dinamización de la economía social" en Madrid. Preguntada al respecto, Carmena tuvo el cuajo de responder lo siguiente: "En Madrid confluye todo el mundo, por lo que puede que coincida alguien con alguna relación política". Es decir, que habían dado medio millón de euros a dicha empresa por pura casualidad.

Y cuarta y última, los contratos a Dinamia y Trabe. El diario El Mundo, de nuevo, destapa cómo el ayuntamiento de Carmena ha inflado a contratos a estas empresas, vinculadas a Beatriz Santiago, impulsora del partido de Carmena, Ahora Madrid. En concreto, estas dos empresas han recibido en dos años 19 contratos, por valor de 3,2 millones de euros. Se da la circunstancia, además, de que Trabe fue fundada el 22 de junio de 2015, nueve días después de que Carmena se convirtiese en alcaldesa.

El problema, pues, no son solo los colocaos de Carmena en el propio ayuntamiento; son también todas las empresas y profesionales que se están beneficiando del dinero público que la alcaldesa reparte con tanta generosidad. Carmena está atendiendo con prontitud y eficacia a la exigencia con la que llegó a la Alcaldía de Madrid: "¡Colócanos a tós!".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation