Menú

Lágrimas de gratitud

Repulsivo espectáculo el de los lloriqueantes mandamases socialistas ante el anuncio de ETA. Lágrimas cocodriláceas que quieren jugar con las emociones de un pueblo al que toman por idiota. Su único sentido es el alivio y la gratitud hacia los asesinos.

1

Repulsivo espectáculo el de los lloriqueantes mandamases socialistas ante el anuncio de la ETA. Lágrimas cocodriláceas que quieren jugar con las emociones de un pueblo al que toman por idiota. Su único sentido posible es el alivio y la gratitud hacia los asesinos: "¡Gracias, ETA, por decir que dejáis de matar! Vuestra palabra es oro de ley para nosotros, que también somos socialistas, no lo olvidéis. ¡Gracias por decirlo en plena campaña electoral, dándonos una baza preciosa que sabremos explotar al máximo, os lo prometemos, para intentar revertir las encuestas! Por fin habéis comprendido que lo que es bueno para nosotros lo es también para vosotros. ¡Y mira que nos ha costado metéroslo en la mollera mientras nos llamabais "gorrinos"! Os hemos dado legalidad cuando la proscripción de Aznar os asfixiaba, hemos hecho afluir hacia vuestras terminales dinero público cuando Aznar os estaba secando la economía, dejamos en testimonial la represión contra vosotros durante cuatro años, hasta que vuestra cerrazón nos obligó a deteneros, aunque bien sabéis que solo con la intención de que salieseis libres cuanto antes, cuando entraseis en razón, y convertidos en héroes populares; hemos paralizado y burlado a los jueces, os hemos dado proyección internacional, os hemos dado indemnizaciones como víctimas del franquismo, hemos desacreditado a vuestras víctimas, os estamos ofreciendo un estatuto de estado asociado en lugar de uno autonómico, hemos dejado la Constitución en papel mojado... ¡Y estos premios a vuestros asesinatos pueden ser solo un aperitivo! Como ha dicho Herri Batasuna, ‘hemos pasado de estar frente al precipicio a aspirar a todo’ ¿Y a quiénes lo debéis? ¡A nosotros! ¡Gracias, ETA, por haber abandonado vuestra cerrazón, que tanto nos ha hecho sufrir! ¡Celebremos nuestra victoria, pues es la de ambos!"

No hay otro sentido posible en estos corruptos farsantes que no han cesado de dar, desde hace siete años, patadas en el vientre al estado de derecho. He explicado muchas veces la raíz de esta identificación esencial ETA-PSOE: ambos son socialistas y por ello antidemocráticos, antifranquistas y antiespañoles. Lo cual no impide que a veces se peleen y se maten entre ellos: pasó en la guerra civil y pasará muchas veces. Pero persiste entre ellos una fundamental identidad. Hay, además, una oculta ambigüedad que debe sacarse a la luz: el inconfesado e inconfesable sentimiento de inferioridad del PSOE ante la ETA. Pues ambos son ferozmente antifranquistas, pero los etarras combatieron a aquel régimen, mientras que los sociatas prosperaban bajo él y a menudo en el mismo seno de él; los etarras siguieron luchando luego por el socialismo, mientras los sociatas caían en mil renuncios y claudicaciones, forzados por un "realismo" muy parecido al que mostraban bajo Franco; los etarras han sido antiespañoles siempre, mientras que los internacionalistas del PSOE, debido a los cargos y puestos alcanzados, tenían que actuar a veces como si no lo fueran. No obstante, en algo han colaborado casi todo el tiempo: los etarras han golpeado sin tregua la democracia, mientras que el PSOE la ha socavado desde dentro, atacando la independencia judicial, sembrando la mentira histórica sistemática, creando un clima de corrupción intelectual y económica generalizada y dejando al país al borde de la quiebra. Y, desde hace siete años, transformando el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo –que pudo haber corregido algunos graves errores de la transición– en el Pacto con los Terroristas y contra la Democracia. Creo que el PSOE debe dar las gracias también al PP de Rajoy por su "oposición".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 5 comentarios guardados

    Servicios