Menú

Lo peor del franquismo

Ha dicho Albiac que el socialismo recoge lo peor del franquismo. Exacto. Quizá sea la mejor definición de ese partido. El PSOE que hoy conocemos no pertenece al grupo de los antifranquistas, pues nunca luchó contra aquel régimen.

0

Un politicastro sociata escribe en El norte de Castilla contra el digno alcalde de Salamanca, señor Lanzarote, acusándole, entre otras cosas de "buscarse aliados de la catadura de Pío Moa". Con esta desenvoltura parlotea un miembro del partido de Filesa, de GAL y de tantas otras corrupciones; el partido que ha vuelto a promocionar el terrorismo etarra a una altura y protagonismo que no disfrutaba desde hace muchos años, ni siquiera en la época de González, echando por tierra todo lo adelantado contra él bajo el gobierno de Aznar.

En una conferencia, en Guadalajara, tuve ocasión de replicar a una chica sociata que despotricaba contra la COPE: "La COPE molesta a muchos. La SER molesta a otros muchos. Esto es normal en una democracia. Pero desde la COPE nadie ha pedido ni intentado imponer la censura al grupo PRISA, mientras que el grupo PRISA no cesa en sus insidias y presiones para silenciar las voces que no le hacen coro, y muy especialmente la COPE. Es la diferencia que hay entre los demócratas y los antidemócratas. La diferencia se demuestra en los hechos, no en los autobombos."

Hace unos días, con ocasión de otra conferencia que di en el sugestivo pueblo de Caravaca, unos politicastros del mismo partido de los "cien años de honradez" intentaron impedir mi intervención invocando "la ética". Es decir, la ética de los represores de la libertad de expresión, de los promotores de la actual involución política, tan del gusto de los separatistas, de la ETA o de los tiranos tipo Castro o Mohamed VI.

Ha dicho Albiac que el socialismo recoge lo peor del franquismo. Exacto. Quizá sea la mejor definición de ese partido. El PSOE que hoy conocemos no pertenece al grupo de los antifranquistas, pues nunca luchó contra aquel régimen (salvo algún aislado gesto testimonial). Y se reorganizó, ya en los años 70, con permiso de la Guardia Civil y con apoyos hasta de la extrema derecha alemana, que veían en él un obstáculo al PCE –éste sí antifranquista aunque, desde luego, nunca demócrata–. Fue un partido completamente infiltrado por la policía, además. Cuando el PSOE acusa al PP de venir del franquismo olvida que los socialistas vienen también de él, de manera muy directa en muchos casos, y recogiendo parte de la clientela de aquel régimen, precisamente la más atrasada, la más afecta a corrupciones como el PER y similares.

Y sobre PRISA conviene repetir incesantemente esta verdad hasta que quede bien establecida: procede de modo todavía más directo de la dictadura, y no lo desmienten sus actuaciones. La fortuna del grupo se forjó en estrecha relación con la administración del dictador, y su principal inspirador intelectual hizo su carrera en el aparato de información (o desinformación) de aquel régimen.

No es normal, no puede ser normal, que tales travestis se erijan en fiscales y acusen a diestro y siniestro e intenten imponer una verdadera dictadura con invocaciones a la ética o al antifranquismo. Tales modos degradan la política. Mientras sigamos aceptando esa impostura, la democracia no estará asentada. Y asentarla pasa por poner las cosas en claro y recordar la historia tal como fue.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios