Menú

Más sobre homosexualidad y homosexualismo

Pío Moa

El homosexual razonable no hace de su condición sexual el centro de su vida, acepta su realidad si cree que no puede cambiarla, y la lleva con discreción, ya que se trata de un asunto íntimo, como debieran hacer también los heterosexuales. (Volver)
LiBReTTo dijo el día 21 de Julio de 2010 a las 00:55:54:

Parece ser que para ser liberal se necesita el carné del PC (Political Correctness). Yo le agradezco al Sr. Moa que hable sin pelos en la lengua, su opinión no incita al odio ni a la discriminación.

Yo mismo discrepo en cuanto a que la homosexualidad sea una desgracia pero en LD algunos se empeñan en leer su artículo en plan inquisitorial. Parece que le intentan enseñar a don Pío el camino a seguir.

Tanto derecho tiene Moa a decir lo que ha dicho como yo a decir que homosexualidad y desgracia individual no tienen relación. Más allá de eso creo que se está retorciendo el comentario de Pío Moa y no alcanzo a sabar por qué.

setiles dijo el día 19 de Julio de 2010 a las 20:34:36:

Su artículo es lucido, bien argumentado, nada demagógico y lo que más me encanta" politicamente incorrecto".
Todos los días leo parte de Libertad Digital pero si tengo que elegir entre su labor de investigador y ensayista o Libertad Digital no le quepa la menor duda que me quedaré con usted.
Llevo 7 años yendo a un gimnasio 6 veces por semana donde el 70% de los usuarios masculinos son homosexuales y pienso seguir yendo muchos años más.

loboe dijo el día 19 de Julio de 2010 a las 09:42:24:

Octaviol: solo una observación a su atinado comentario: la homosexualidad, sea una desgracia o un asunto "natural", no es cuestión de elección. El homosexual simplemente "es" así sin que la madre naturaleza le haya dado en ningún momento opción de elegir.

danago dijo el día 19 de Julio de 2010 a las 08:56:31:

Pues yo tuve la desgracia de entrar, por equivocación, un día en un cine de pervertidos invertidos. Cuando los ojos se habituaron a la oscuridad vi en diez minutos por los pasillos y entre las butacas todas las formas de aberraciones posibles. Salí vomitando del infierno aquel. Horroroso. Creo que tales conductas son desgracia y hacen a quienes las practican desgraciados. Ahora bien, quien lleva elegantemente y con señorío su soltería, y no practica sexo contra natura, sino que muestra la fina sensibilidad con que muchos y muchas saben vivir, se merecen mi respeto, consideración, aceptación y cariño, como toda persona que obra correctamente.

xka dijo el día 18 de Julio de 2010 a las 22:09:36:

PAra los que no creen que la homosexualidad sea una desgracia, comentar que si no es una desgracia, entonces no pasaría nada si digamos en una sociedad el 50-70% fueran homosexuales. Pero sabemos que si eso pasara esa sociedad estaría abocada a desaparecer y marchitarse al no engendrar nueva vida (ya, hay métodos de fecundancion, etc pero eso no puede sustituir a la madre naturaleza, es imposible).

Por tanto, si concluimos que esa conducta homosexual, caso de ir ganando terreno, podría abocar al fin de una sociedad, ¿como concluir entonces que dicha conducta no es una desgracia?.

También es una desgracia que muchas parejas heterosexuales decidan no tener hijos, y no pasa nada por decirlo.

octaviol dijo el día 18 de Julio de 2010 a las 21:30:35:


Sr. Moa, si tengo que elegir entre sus valientes comentarios y Libertad Digital, me quedo con sus comentarios. Me falta por comprar algún libro suyo más, los compraré e invitaré a mis hijos y a mis amigos a que lo hagan también.
Desde hace muchos años me pregunto lo siguiente: ¿Por qué los componentes de las manifestaciones del orgullo gay, insultan a los católicos y especialmente a la Iglesia Católica, y tratan de imponer a los demás por coj*nes su modo de vida?
Si son tan felices y tan normales, que disfruten de su felicidad y dejen a los demás que también seamos felices.
Le decía yo recientemente a mi nieto: Digan lo que digan todos estos hipócritas defensores de la homosexualidad, si todos nos hacemos homosexuales no se puede regenerar la especie humana y vamos a la desaparición de la misma. Ahora, dentro de tu libertad, elige.

colacao dijo el día 18 de Julio de 2010 a las 11:09:23:

Sobre la homosexualidad, podemos pasarnos horas discutiendo sobre cuántos amigos homosexuales tenemos y si llevan una vida normal o no.
Yo conozco (conocidos, no amigos) muchos homosexuales que me parecen personas absolutamente normales, pero eso no quita para que ellos puedan tener problemas psicológicos derivados de su condición, y que no conozcamos sus problemas derivados de la homosexualidad las personas que les conocemos. Al no ser amigo no conozco sus vidas privadas al dedillo.
He tenido la oportunidad de convivir durante todo un año con un homosexual en un piso. Convivir significa algo bastante complicado, como se puede entender (ponerse de acuerdo para las tareas comunes, diálogos matutinos-vespertinos, convivir con fiestas del otro en casa o no, si tú pones el vaso en un sitio donde me molesta a mí,…), sobre todo si la relación es de simples compañeros de piso y no hay ningún vínculo de amistad o sentimiento.
También he tenido oportunidad de intercambiar opiniones acerca de la sexualidad con amigos suyos en alguna fiesta que organizaba y me he sacado también mis pequeñas conclusiones.
Después de la convivencia de 1 año y de verificar que es un idiota egocéntrico, narcisista, inestable e hipócrita, no por ello voy a pensar que los homosexuales son todos iguales en la convivencia y eso es derivado de su condición homosexual.
Creo que el debate sobre si la homosexualidad es o no normal debería venir del mundo científico, no de la calle.
Igual que la presión ecologista ha influido para que muchos debates se silencien, el lobby de LGTB (porque así quieren que se les considere, como un grupo) ha silenciado otros debates científicos de manera dictatorial (véase debate en el senado en el 2005).
Todos podemos tener una opinión sobre los homosexuales, pero si no existe la suficiente libertad en una sociedad para que las voces discrepantes científicas y no científicas hagan debates razonables, nos encontraremos en lugares poco recomendables en democracia.
Espero que Libertad Digital siga siendo un lugar donde se puedan debatir estas y otras cosas.
Espero que Pío Moa pueda seguir expresándose con libertad y que cualquier otro columnista pueda replicarle con esa libertad. Cada uno nos haremos nuestra propia opinión.
Creo que todos nosotros saldremos ganando, independientemente de lo que pensemos cada uno.
Se me quedan muchas cosas en el tintero, quizás en otro comentario.
Un saludo,
C

pablocj dijo el día 18 de Julio de 2010 a las 09:28:48:

amadeus

Pues es una desgracia porque una pareja de homosexuales no puede procrear de manera natural y porque el descendiente, en caso de inseminación artificial, sería sólo genéticamente de uno de los padres. (aunque quizás ya se pueda hacer que tenga carga genética de los dos) Lo mismo que es una desgracia para una pareja, no poder concebir un hijo, aunque la ciencia pueda resolver el problema.
Si una de las definiciones de desgracia es adversidad, considero que no poder tener hijos, lo es.

pablocj dijo el día 18 de Julio de 2010 a las 09:18:50:

Erbilyos

Pues lo que expone ese estudio es completamente absurdo, puesto que para que se de esa correlación, el varón (potencialmente homosexual) habría de tener hermanas, algo que no tiene nada que ver con la biología, ya que los padres pueden decidir no tener más hermanos. Además relaciona homosexualidad con fertilidad, algo que no sé que tiene que ver, porque, que yo sepa, los homosexuales son tan fértiles como los heterosexuales. Además esa teoría no explica la homosexualidad en las mujeres. Pero vamos que la idea de que la homosexualidad sea obra de la evolución, va encontra de la propia teoría de la evolución, que trata la evolución como un mecanismo para perpetuar la especie y mejorarla, no para extinguirla (algo que ocurriría si todos fuésemos homosexuales) Además se deja de lado la homosexualidad femenina. Sigo pensando que el homosexual se hace, puesto que el ser humano nace con los órganos sexuales sin desarrollar y su sexualidad se desarrolla con la edad, a lo largo de esa maduración ocurren muchas cosas que pueden hacer que sicológicamente el ser humano se desvíe hacia la homosexualidad.
En cuanto a que sea una desgracia? A caso no es una desgracia un hombre o una mujer que no sean fértiles?? Se puede llevar una vida plena sin hijos, pero si a los 15 años a alquien le dice que no va a tener opción de tener sus hijos naturales, seguro que es un palo, aunque la ciencia ayude a combatir eso, seguramente que a cualquiera que le ocurra se pregunta ¿por qué me habrá tocado a mí?

amadeus dijo el día 18 de Julio de 2010 a las 01:56:16:

No entiendo. ¿Por qué es una desgracia ser homosexual? Los únicos homosexuales que se sienten desgraciados son:

1. Los que no asumen su condición por la presión del entorno (familia, amigos, etc).
2. Los que son objeto de marginación, vejación o -directamente- persecución (como en Irán o en Cuba).

Pero no se debe a nada inherente a ser homosexual, sino a los prejuicios sociales, que son un mal a erradicar. La mayoría de homosexuales de hoy en día no sufren estas circunstancias y no son ni más ni menos desgraciados que cualquier hijo de vecino.

Desde luego, me parece disparatada la comparación entre homosexualidad y cojera... no hablemos de alguien por ahí que la compara con el alcoholismo (¡madre mía, lo que hay que oir!)



« 1 2 3 4 »