Menú

Un Gobierno "educador"

Aunque el PSOE abandonó oficialmente –y a medias– el marxismo, nunca ha renunciado a su tradición, como ha explicado Rodríguez. Una tradición totalitaria, con intento de remodelar a las personas de acuerdo con su credo.

0

El aspecto más hipócrita de la "educación sexual" es su presentación como una cuestión de "salud". ¿Quién puede oponerse a enseñar conocimientos y hábitos saludables a la gente? Pero, claro está, las cosas van en otra dirección: se trata de utilizar la conveniencia de la salud para introducir sus viciadas y viciosas ideologías sobre la sexualidad. El mismo truco utilizan con la "educación para la ciudadanía" –que en gran medida consiste en esas "educaciones" sexuales, precisamente; parece haber una auténtica obsesión con el sexo entre esa gente, es decir, por la utilización política del sexo–: ¿quién puede oponerse a que los chicos aprendan un buen comportamiento ciudadano y las reglas de la democracia? Lo mismo cabe decir de la memoria histórica: "Hace falta ser muy miserable y reaccionario para oponerse al derecho de las familias a desenterrar a sus deudos fusilados", clama la progresía, con pose de asombro e indignación. Como señalé a Ramoncín en un programa televisivo, a eso no se opone nadie. Pero lo que persigue este Gobierno no tiene nada en común con ese derecho, que el Gobierno solo utiliza como cobertura para "educar" a la gente en una historia perfecta y demostradamente falsa, gastando un dinero que no es suyo. Y, de paso, para tratar de resucitar los odios que hundieron a la república y quedaron superados en el franquismo. Al parecer, esperan sacar de ellos buena rentabilidad política, como lo esperaban los socialistas en los años 30: ha crecido mucho en estos años el fanatismo de las izquierdas y los separatistas, todos repentinamente muy "antifranquistas".

Lo primero que cualquier persona con dos dedos de frente se pregunta es quiénes son esos tales educadores. Y la respuesta está a la vista de todos: son el partido de Rumasa, de Filesa y del Gal; el que sacó un provecho desvergonzado e ilícito a la mayor matanza terrorista que haya sufrido España, mintiendo y vulnerando las normas electorales; el del conchabeo con Mohamed VI, con Castro o con Arafat; el del "diálogo", es decir, colaboración con la ETA, justificando y premiando los asesinatos de esta; el del estatuto ilegal organizado por los políticos contra la Constitución en Cataluña. Y así sucesivamente. Debe repetirse una y otra vez, porque muchos cierran los ojos a esas evidencias, y la oposición coopera a ellas.

Aunque el PSOE abandonó oficialmente –y a medias– el marxismo, nunca ha renunciado a su tradición, como ha explicado Rodríguez. Una tradición totalitaria, con intento de remodelar a las personas de acuerdo con su credo. Credo bien explicitado, precisamente, por fechorías como las citadas, tal como el "socialismo e independencia" buscados por la ETA en los que quedan retratados sus sórdidos crímenes. He aquí al Gobierno más "educador" que haya padecido España.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 9 comentarios guardados

    Servicios