Menú

Un misterio de la Transición

Pío Moa

¿Por qué, siendo tan mediocres, no terminó el experimento en un desastre sino que, pesando los pros y los contras, puede considerarse la Transición como un proceso más positivo que negativo? (Volver)
catlo dijo el día 9 de Julio de 2011 a las 11:37:01:

Brillante, oportuna y necesaria reflexión.

Espon dijo el día 9 de Julio de 2011 a las 11:18:44:

¡Qué inmenso placer leerle, señor Moa! Usted pone por escrito lo que otros solo podemos intuir y sospechar de modo confuso. Cualquiera que recuerde un poco los años 70 se siente transportado a ellos con sus palabras. Y qué grande ha quedado usted frente a los argumentos acartonados, etiquetistas, superficiales de Cesar Vidal. Esto ya lo han dicho otros muchos lectores de Libertad Digital, pero yo aprovecho esta ocasión para hacerlo. Y tambien para apuntar una idea. Usted ha sido un defensor de la "restauración" y del periodo Canovas-Sagasta frente a las críticas que recibió de los "regeneracionistas", gente delirante, necia e insatisfecha ante un régimen "pacífico y mediocre", pero que a España le estaba resultando muy provechoso. Cuando usted llama al movimiento de los indignados del 15-M los "cretinos sin fronteras", yo pienso en los regeneracionistas, siempre insatisfechos, idealistas, demagogos, nefastos y nocivos para España.

Senex dijo el día 9 de Julio de 2011 a las 10:14:23:

También lo creo así, Pío. A la muerte de Franco, la Transición ya estaba hecha. Llevaba décadas haciéndose dentro de la sociedad española. Lo sabemos los que las hemos vivido. No lo saben en puridad los que la analizan con sólo los documentos -pecado original de los historiadores puros-. Como la paulatina trasformación había alcanzado a todo el pueblo, también a los mediocres que se encargaron de escenificarla y de ponerla negro sobre blanco en la Constitución. Menos mal que fueron ellos, porque de los excelentes habría salido cualquier entelequia inasumible por el común -o, más probablemente, no habría salido nada, sino más discordias-. No se puede decir, según creo yo, que Franco tenga en ello más mérito que el de haber sabido envejecer, en años, en lucidez y en tolerancia, al compás que el pueblo español se amoldaba al contexto histórico y geográfico en el que estaba inmerso desde hacía cuarenta años. En definitiva, un acierto más entre los suyos, Pío.
Con afecto.

Escali dijo el día 9 de Julio de 2011 a las 09:18:52:


El motivo del éxito de la Transición fué, evidentemente para quien no tenga prejuicios, la famosa "clase media" que existía en 1975 y no había existido, lamentablemente, en 1931.

Con respecto al 11-M, creo que no merece excesivos lamentos porque no se va a repetir, y el resultado electoral de esa fecha hay que considerarlo en clave generacional. El aparato propagandístico entrenado en el caso del Prestige, la guerra de Irak y otros similares recayó en una generación que llegaba a las urnas sin criterio propio y con una formación intelectual paupérrima, consecuencia de la miserable política educativa de los años de Felipe González. Esta generación llegó a las urnas en 2.004 con un desconocimiento enciclopédico de las más elementales sustancias de la democracia y la política, sin darle el más mínimo valor a la situación económica creada por Aznar, que consideraban natural y eterna, y por su simpleza mental fué hábilmente manejada por los medios de comunicación corrompidos por los socialistas, con lo que el resultado no era previsible, desde luego, pero tampoco puede ser sorprendente para quien lo analice en esa clave.

Ese resultado, sin embargo, no volverá a repetirse. Los años zapateriles ya han enseñado a aquella generación que un solo imbécil puede hundir un país en cinco o seis años, y además han tenido que pagar un precio muy caro por la enseñanza, de manera que entre esa generación, que ya lo ha aprendido, y las anteriores, que ya lo sabíamos, vamos a mandar al PSOE a tomar viento por muchos años.

Schauspi dijo el día 9 de Julio de 2011 a las 01:18:33:

Blanco y en botella.

wade dijo el día 9 de Julio de 2011 a las 00:54:52:

Don Pío,le felicito por el artículo.

Ciertamente,el regimen de Franco no era fascista,como muchos se empeñan en decir.Se respiraba un clima de normalidad y eso hizo que a la muerte de FRANCO las acontecimientos se desarrollasen con mucha tranquilidad.Esa tranquilidad se fue quebrando hasta 1981,mas de 5 años después de la muerte de FRANCO,cuando se empezaron a tolerar separatismos y la banda ETA no paraba de asesinar.

« 1 2 3 »