Menú

El éxito de la Ley Orgánica de Partidos Políticos, que impidió a Batasuna y sus sucesoras participar en las elecciones mientras gobernó el PP, se rompe debido a que el PSOE, que estando en la oposición apoyó la citada ley, no desea que se siga aplicando.

Ramón Villota Coullaut
0

Si al final el Gobierno no promueve la ilegalización del PCTV, es decir, si deja de aplicar de facto uno de los apartados fundamentales de la Ley Orgánica de Partidos Políticos, ETA-Batasuna estará nuevamente representada en las diputaciones vascas, en el Parlamento Foral navarro y en los municipios tanto de la comunidad foral navarra como de la vasca, sea con una denominación o con otra. Y los caminos alternativos que podrían recorrerse para evitar esta falta de interés en que se aplique la ley de partidos son muy escasos, ya que es el Gobierno quien debe instar a la Fiscalía General del Estado y a la Abogacía del Estado a que inicie el procedimiento de disolución ante el Tribunal Supremo.

Si esto no ocurre, la única vía que queda es que el Congreso o el Senado –y en este último la mayoría popular es insuficiente, por escaso margen– inste al Gobierno a que solicite la ilegalización de un partido político, quedando obligado éste a formalizar la correspondiente solicitud, previa deliberación del Consejo de Ministros. Pero la aplicación de ese artículo, el 11.2 de la citada Ley Orgánica, vuelve a estar en manos del Gobierno, que sería el que decidiría qué documentos acreditativos del carácter ilegal del PCTV acompañarían a la solicitud.

En definitiva, lo previsible es que no se utilicen los resortes legales que tiene nuestro ordenamiento jurídico para evitar que partidos políticos que no respetan el juego democrático puedan presentarse a las elecciones. No hay más que ver el ejemplo de la vergonzosa actuación de la Fiscalía hace unas semanas, cuando obligó a la Audiencia Nacional a absolver a Arnaldo Otegi de un delito de enaltecimiento del terrorismo por dejar de acusarle en el juicio oral, modificando las conclusiones finales después de la celebración del juicio oral.

El éxito de la Ley Orgánica de Partidos Políticos, que impidió a Batasuna y sus sucesoras participar en las elecciones mientras gobernó el PP, se rompe debido a que el PSOE, que estando en la oposición apoyó la citada ley, no desea que se siga aplicando. Ninguna novedad; tampoco quiso hacerlo cuando se celebraron las elecciones vascas en el 2005.

Ramón de Villota Coullaut es abogado, puede contactar con él aquí.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD