Menú
Ramón Villota Coullaut

La Audiencia Nacional no cede

Salirse de ahí sería admitir que se cede ante el chantaje de los terroristas y demostrarles una debilidad que utilizarían inmediatamente, con múltiples huelgas de hambre que resquebrajarían nuestros criterios penitenciarios.

Ramón Villota Coullaut
0

Que De Juana Chaos, con 25 asesinatos, sólo pase 18 años en prisión ya es de por si vergonzoso, fruto del código penal franquista. Ahora estaría en la calle. Pero fue el  jactarse de su historial escribiendo en Gara lo que obligó a que la Audiencia Nacional le condenara por las amenazas vertidas en sus escritos, una sentencia que actualmente se encuentra recurrida en casación y por la que está cumpliendo prisión provisional.

A partir de ahí, el que pueda ser atenuada su prisión provisional por estar en huelga de hambre implica dejar la aplicación del derecho penal a la voluntad del delincuente, olvidándonos de los hechos delictivos por los que se encuentra en prisión y de la posible comisión de otros nuevos o del riesgo de fuga existente. Son todos ellos criterios recogidos por la Ley de Enjuiciamiento Criminal, y todos implicarían valorar negativamente la petición, teniendo en cuenta que su condena es larga (12 años de prisión), que ha cumplido un parte muy pequeña de la misma y su pertenencia a una organización terrorista.

Y desde luego, la Audiencia Nacional no ha olvidado que, siendo como es un símbolo en la lucha contra el terrorismo, no debe variar los criterios de la prisión provisional, haciendo una interpretación falsamente humanitaria que olvide el daño producido por De Juana Chaos con los asesinatos cometidos y por utilizar su condición de terrorista para realizar amenazar en sus escritos en Gara. Salirse de ahí sería admitir que se cede ante el chantaje de los terroristas y demostrarles una debilidad que utilizarían inmediatamente, con múltiples huelgas de hambre que resquebrajarían nuestros criterios penitenciarios.

Además, utilizar el criterio de la enfermedad grave o incurable –un criterio que existe en nuestro Reglamento Penitenciario– debe hacerse teniendo en cuenta, como así se está haciendo en otras ocasiones por los tribunales, el comportamiento previsible del penado. En este caso, tampoco parece que ese criterio sea muy favorable, por su propia pertenencia a ETA y por querer ser visto como un símbolo para los terroristas. Y así es como lo ha entendido la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, haciendo caso omiso de la solicitud planteada y manteniendo a De Juana Chaos donde debe estar, en prisión.

Ramón de Villota Coullaut es abogado, puede contactar con él aquí.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD