Menú
Ramón Villota Coullaut

La Fiscalía no acusa y el juez investiga

El talante tiene estas cosas: si hay que inaplicar una ley o si hay que dejar de perseguir el delito, se hace, no vaya a ser que los socios del Gobierno les achaquen ese gran delito que es el de aplicar las normas jurídicas

Ramón Villota Coullaut
0
Es extraño lo ocurrido con la querella contra siete dirigentes del PCTV. El juez Grande-Marlaska ve un posible delito de colaboración con banda armada donde la Fiscalía no ve ningún tipo de actividad delictiva. Pero de lo extraño pasamos a lo increíble cuando recordamos que la querella fue interpuesta por la AVT y que el Ministerio Público nunca la ha apoyado. Es decir, que la Fiscalía, entre cuyas funciones se encuentra la defensa de la legalidad, entiende que no hay ni un previsible delito de colaboración con banda armada en la actuación del PCTV.
 
Desde luego, es difícilmente comprensible esta actuación de una Fiscalía que, no debemos olvidarlo, se encuentra sujeta a los principios de unidad de actuación y dependencia jerárquica. Este principio puede chocar en casos como el actual con el más arriba citado de defensa de la  legalidad. Más si vemos que desde el primer momento ni Conde Pumpido ni el Gobierno quisieron actuar contra el PCTV-EHAK, dejándole presentarse a las elecciones vascas cuando tenían todos los resortes legales abiertos —vía Ley Orgánica de Partidos Políticos y Ley Orgánica del Régimen Electoral General— para impedirles que concurriesen. Y eso que es de puro sentido común entender que la marca PCTV-EHAK no es más que la sucesora de HB, de Batasuna y de ese intento fracasado denominado Aukera Gustiak.
 
El talante tiene estas cosas: si hay que inaplicar una ley o si hay que dejar de perseguir el delito, se hace, no vaya a ser que los socios del Gobierno les achaquen ese gran delito que es el de aplicar las normas jurídicas. Eso sí, las provenientes del Gobierno Aznar, que dio los instrumentos que antes faltaban a nuestros jueces para luchar contra el terrorismo de una manera más eficaz. Menos mal que los jueces defienden la legalidad, sin sujetarse a los principios de jerarquía y unidad de actuación.

Ramón de Villota Coullaut es abogado, puede contactar con él aquí.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD