Menú
Ramón Villota Coullaut

La responsabilidad de Batasuna

Ramón Villota Coullaut
0
Desde que surgió la noticia de que Garzón daba pie a que las acciones de la kale borroka pudieran ocasionar la responsabilidad de Batasuna, el problema jurídico que se ha planteado es saber si este mismo criterio se puede utilizar para los atentados de ETA. Si la kale borroka es entendida como terrorismo y los atentados de ETA también lo son, no es tan difícil deducir que la misma respuesta judicial se puede obtener respecto a los atentados de ETA, lo que las víctimas del terrorismo verán con muy buenos ojos.

De todas, la opción elegida por Garzón es muy compleja: debe demostrar –y penalmente está demostración va a ser difícil– la relación entre la kale borroka y Batasuna. Es claro que lo que acabo de escribir más arriba puede producir risa desde el plano moral o, si se me apura, desde el punto de vista práctico, pero desde el punto de vista penal tiene mucha importancia.

Así, este avance en la lucha contra ETA ha de verse en lo que es, en una utilización del ordenamiento jurídico novedosa, hasta donde antes ningún juez había llegado. Este avance nos acerca a la solución que la sociedad cada día pide con más fuerza, pero que se ha de realizar teniendo en cuenta la existencia de unas normas penales cuyos requisitos han de cumplirse. En este apartado no ha de olvidarse que una cosa es la razón moral y otra la razón jurídica, de la misma forma que una cosa es tener la razón moral y otra es demostrarla ante un tribunal. Bueno, pues esto mismo puede decirse sobre el auto de Garzón, está ampliando los límites de la responsabilidad civil subsidiaria del delito hasta apartados inimaginables hasta hace tan sólo una semana, y esto va a requerir de un material probatorio que pueda demostrar la existencia de una relación que hasta la fecha nadie había intentado demostrar jurídicamente.

Este es el problema principal del auto de Garzón, un juez que nos ha acostumbrado a tomar decisiones al mismo tiempo valientes y extrañas y que no deja a nadie frío cuando actúa, pero un juez que, debido a esas mismas características, tiene tanto éxitos como fracasos en su palmares instructor. En cualquier caso, hay que reconocerle un arrojo especial y, al mismo tiempo, tener en cuenta que en el ámbito judicial, como en la mayor parte de los órdenes de la vida, para no equivocarse, lo mejor es no innovar.

Ramón Villota-Coullaut es abogado.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD