Menú
Rogelio Biazzi

Espíritu navideño

La ley propuesta por el Gobierno no liberaliza el sector del taxi y tampoco permite que un particular pueda ofrecer servicios sin licencia, sino que sólo incluye la regulación de agencias de viaje y alquiler de vehículos sin conductor.

Rogelio Biazzi
0

Las fechas imponen y justo antes de la llegada del fin del año –donde todos hacemos balance de todo– están estos días donde parece casi una obligación ser bueno. Así que me propuse pensar un poco en positivo y buscar –entre esta maraña de problemas y desatinos gubernamentales– algunas cosas que me parezcan que se han hecho correctamente, como excusa para la felicitación navideña de rigor. Después de un arduo recorrido por las noticias de los últimos días hay dos o tres cuestiones en las que –al menos– no se ha gestionado en la dirección equivocada, y por ello, mi enhorabuena a los responsables.

Los taxistas se pusieron en pie de guerra denunciando que la transposición de la directiva europea de servicios permitiría –poco más– que cualquier particular con su vehículo prestara servicio de transporte de pasajeros. El Gobierno aparentemente aguantó la embestida y hasta el momento no ha cedido. La llamada Directiva Bolkestein introduce algunas medidas liberalizadoras en el sector de los servicios, y los gobiernos de los distintos países la han trasladado a su ordenamiento jurídico con mayor o menor amplitud. El Gobierno socialista no ha hecho una transposición demasiado ambiciosa en muchos aspectos, pero en cuanto a este punto en discordia, parece que ha respetado el espíritu de la normativa. No hace falta decir que la ley propuesta por el Gobierno (llamada Ley Ómnibus) no liberaliza el sector del taxi y tampoco permite que un particular pueda ofrecer servicios de taxi sin licencia, sino que sólo incluye la regulación de agencias de viaje y alquiler de vehículos sin conductor para adaptarla a la directiva de servicios. De todas maneras, se agradece que de vez en cuando se plante cara a quienes pretenden impedir que se legisle en beneficio de todos los ciudadanos.

Otra medida que parece ir en el camino correcto es la que se ha anunciado el pasado martes sobre los incentivos que se darán a los médicos que cumplan con ciertos objetivos que indique la administración sanitaria (por cierto en la Comunidad de Madrid ya se están dando). La norma va dirigida a médicos de atención primaria, inspectores médicos y personal administrativo que participa en la gestión de las bajas y en líneas generales está destinada a conseguir la reducción de los tiempos medios de duración de las incapacidades temporales en cierto tipo de patologías. Más allá de que no se debería premiar a alguien por hacer bien su trabajo, la medida puede resultar útil para combatir este fenomenal fraude en que se ha convertido, en muchos casos, la gestión de las bajas temporales por enfermedad.

Para terminar algo muy navideño, la lotería. A partir del año que viene se liberalizará el sector y se podrá comprar lotería en otros establecimientos. Parece que los loteros perderán el monopolio actual y los comercios mixtos –aquellos que sellan quinielas y bonolotos, por ejemplo– estarán autorizados a vender Lotería Nacional. Tampoco es que esta sea una idea de ZP o su equipo, sino que más bien van enganchados en la cola de la integración de directrices de la Unión Europea en la normativa española, en este caso en el mercado del juego.

No es que con estas medidas nuestro Gobierno vaya a mejorar mucho el resultado del balance de este año, que pinta como muy negativo. Son tres temas si se quiere menores, dentro de la dificilísima situación en la que estamos metidos y de la que nuestros gobernantes no saben o no quieren sacarnos. Pero como he dicho, espíritu navideño mediante, quería intentar resaltar algún claro dentro de esta borrasca. Sea como sea, tres ejemplos positivos que avanzan en la liberalización de sectores, en la introducción de dinamismo en los mercados y en el uso de estímulos para mejorar la eficiencia del sector público. Enhorabuena y Feliz Navidad.

Rogelio Biazzi profesor de Economía de la Universidad Complutense de Madrid.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios