Menú

El largo brazo del terror

0
Los servicios de inteligencia y las fuerzas armadas de la Argentina recibieron de servicios de inteligencia de España advertencias sobre la posibilidad de que en los próximos días Buenos Aires pudiera ser blanco de ataques terroristas. Así lo hizo saber el propio ministro de Defensa argentino, Jorge Pampuro, quien señaló que, de inmediato, se dispuso un minucioso dispositivo en los controles migratorios fronterizos y se adoptaron medidas especiales de seguridad con la Embajada de los Estados Unidos en Buenos Aires y las de aquellos países vinculados al conflicto con Irak, las delegaciones de España y de Italia, así como también la delegación diplomática de Israel.
     
Se ha sabido que la advertencia recibida (a la que el ministro definió como “seria”) hablaba de la posibilidad de que se produjera un atentado “en Buenos Aires o Hong Kong contra objetivos noteamericanos, británicos, españoles, italianos o israelías”.  Cabe recordar que en 1992, en Argentina, bajo la presidencia de Carlos Menem, la embajada de Israel fue blanco de un atentado y dos años más tarde, en 1994, en Buenos Aires, la sede de la mutual judía AMIA sufrió un terrible atentado, que dejara 114 muertos y más de quinientos heridos.
 
También fueron alertados los servicios de la inteligencia policial de Uruguay sobre los posibles atentados contra intereses de los países mencionados. En la Dirección Nacional de Inteligencia, en Montevideo, las autoridades destacaron que alertas similares se plantearon luego del 11 de setiembre de 2001, y aseguraron que se han tomado medidas extremas de vigilancia en las representaciones diplomáticas que pudieran ser blanco de los teroristas.
     
Una vez más, y después del atentado del 11-S, adquiere notoriedad en esta zona del mapa un pequeño lugar situado en la llamada “Triple Frontera” (entre Brasil, Argentina y Paraguay), que ha sido señalado, en más de una oportunidad, como una zona de posible concetración de terroristas árabes. Cabe recordar al respecto, que viniendo de allí fue detenido en Uruguay, portando un pasaporte falso malayo, El Said Al Moahmed Mukilis, a quien reclamó el gobierno de Egipto por su vinculación con una organización islámica llamada “Yama Islamita”, que estaría integrada a la red liderada por Ben Laden. La extradición del mismo ya se realizó.
 
Y a propósito de Uruguay y Argentina, que, como informábamos, vivieron unos  días de tensión a raíz de desaires del presidente argentino Néstor Kirchner, efectuó ciertas reclamaciones al mandatario de Uruguay sobre la nuera del poeta argentino Juan Gelman, desaparecida en tiempos de la dictadura, hecho que para el gobierno de Uruguay cae en la ley de Caducidad (amnistía a militares aprobada por el Parlamento uruguayo al retorno democrático y sometida a referedum recogiendo abrumadora mayoría), cabe señalar que las aguas vuelven a su cauce normal.
 
El Canciller de Uruguay, Didier Opperti, ha señalado que: “Las diferencias ideológicas o de pensamiento (con Argentina), en tanto no se traduzcan en un efecto que obstaculice la acción internacional, no nos deben preocupar”. Y se ha cofirmado la visita del presidente Kirchner, en quince días, a Montevideo. En esa oportunidad se encontrará con el presidente de Uruguay, Jorge Batlle. También con los mandatarios de los países integrantes del Mercosur, pues asumirá el ex presidente de Argentina, Eduardo Duhalde, el cargo de Secretario General del Comité de Representantes, nuevo órgano político del Mercosur. Duhalde dijo esta semana en Montevideo (sede del Mercosur) que entre sus objetivos figura el avance en forma gradual del bloque hacia una moneda de intercambio e instituciones comunes.
 

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios