print
4- XII- 2007

Rodrigo Rato, ¿candidato por Barcelona?

Cuando un político dice: la vida es más importante que un Ministerio, como dijo Bono –no el cantante de U2, sino el astillero de Chávez–, es que está a punto de encabezar una lista electoral

Rumores en la Red


¿Quién dijo que Rodrigo Rato no regresaba a la política? Lo dijo el propio Rato, en español y en inglés. Una forma como otra cualquiera de regresar y meterse en la política hasta las cachas. Cuando un político dice: la vida es más importante que un Ministerio, como dijo Bono –no el cantante de U2, sino el astillero de Chávez–, es que está a punto de encabezar una lista electoral.
 
Rodrigo Rato no ha llegado aún a tanta desvergüenza, pero apunta maneras. De ser cierto lo que cuenta este martes El Semanal Digital, el ex vicepresidente anda aún deshojando la margarita.
 
Rajoy diría: "Mantengo conversaciones privadas con Rodrigo Rato".
 
El ex, menos solemne y más campechano, se declaró "disponible, pero quizá no indispensable" durante una cena con periodistas, políticos locales del PP y hasta con el obispo, celebrada en Tenerife el pasado 23 de noviembre.
 
La misma web de información confidencial asegura que Rato fue tan explícito sobre sus inclinaciones, que incluso comentó que estaría dispuesto a dar la batalla de Barcelona, es decir, a ir de número uno por esta ciudad.
 
Uno de los últimos recuerdos que se tienen de Rato en Barcelona data del 12 de marzo de 2004, durante la manifestación de condena de los atentados de Madrid. Rato y Piqué tuvieron que salir escoltados. Es probable que este incidente amargo se le haya clavado y quiera desquitarse. Con un par.
 
La batalla en el Colegio de Abogados de Madrid se presenta reñida. El sector celebra elecciones a decano, con dos candidatos significativos en liza, Javier Cremades y Antonio Hernández Gil. Choque de trenes entre grupos de poder aglutinados alrededor de uno y otro.
 
El Mundo su candidato, Cremades, y El País ya ha designado el suyo, Hernández Gil, casi por descarte.
 
La batalla de las estrellas está servida.
 
Hispanidad cuenta este martes que Antonio Garrigues ha roto esta vez la tradicional neutralidad de los grandes despachos y ha enviado una carta a sus asociados recomendándoles que voten a Hernández Gil, la opción "más objetiva".
 
"Lo peor", comenta el citado confidencial, "es que el actual decano, Luis Martí, no ha tomado posición por ninguno de los dos en liza. Y eso genera mucha incertidumbre".
 

Enlaces patrocinados