Menú
Santiago Navajas

¿Menos racismo? Más liberalismo. Más Thomas Sowell, menos Barack Obama

Las protestas violentas alentadas por activistas de izquierda dañan sobre todo a los negros, condenándolos a una posición de víctimas eternas.

Santiago Navajas
0
Las protestas violentas alentadas por activistas de izquierda dañan sobre todo a los negros, condenándolos a una posición de víctimas eternas.
Protesta por abuso de la policía de Minneapolis. | EFE

En 2017 se hizo viral el vídeo de un negro de EEUU que se enfrentó a una activista blanca que apoyaba al movimiento #BlackLivesMatter y pedía que encerrasen a Donald Trump.

¿Realmente piensa que el supremacismo blanco es el problema? Voy a ser honesto con usted, decirle lo que vivo, lo que respiro cada día. Los afroamericanos somos el 13% de la población y cometemos más del 50% de los crímenes relacionados con violencia y narcotráfico. La mayor parte de estos, contra la propia población afroamericana. Tengo 2.000 probabilidades más de ser asesinado por un hombre negro que por uno blanco en cuanto me vaya de aquí. Obama debería haber dicho que tenemos un problema dentro de la comunidad negra. Pero no lo hizo.

La activista blanca le responde: "Eres una anomalía". Cierto. Una anomalía porque es un negro que no se deja arrastrar por la izquierda que trata de convertirlo en un símbolo de agitación política deshumanizándolo y haciendo que el color de su piel sea más importante que su capacidad individual de pensar y sentir.

Tres años después, otra anomalía: una mujer negra se ha encarado con otra activista blanca a propósito de las protestas por la muerte de un hombre negro detenido por unos policías blancos.

Los niños negros están siendo asesinados todos los días en Chicago. ¿Dónde está Black Lives Matter en Chicago? Cuando los negros matan a negros, no salen y hacen este ridículo (los barrios han sido vandalizados). ¡Ustedes son los racistas! Está mal que un policía blanco mate a un negro, ¡pero debería importar siempre! Estoy aquí para parar la violencia. ¡No se trata de negros! Yo soy graduada y nadie me ha oprimido. ¡Yo soy negra y no estoy oprimida!

En otro momento, otro ciudadano negro puso el dedo en la llaga: en los barrios negros lo que se necesitan son más policías, de cualquier color, para tener controlados, vigilados y reprimidos a los ladrones y asesinos, de cualquier color.

El pecado original de los Estados Unidos es el racismo. Pero en lugar de llevar a cabo un bautizo ilustrado para tratar a todos por igual siguiendo la Ilustración, gran parte de lo afroamericanos se han echado en brazos del victimismo de clase racial. Primero se identifican no como individuos sino como miembros de una comunidad: brown, black…; luego se quejan de que los reconocen no como individuos (la clave de una sociedad liberal) sino como miembros de una comunidad (la esencia del racismo). En el vídeo de la mujer negra que critica a la activista blanca la clave está en que habla desde la perspectiva de un yo poderoso y se niega a ser reducida a miembro de un nosotros victimizado, la trampa comunitarista en la que han caído los negros.

Como explicó uno de los más grandes intelectuales contemporáneos de EEUU, Thomas Sowell, las protestas violentas alentadas por activistas de izquierda dañan sobre todo a los negros, condenándolos a una posición de víctimas eternas. Contra lo cual se rebela Sowell, que es negro pero liberal. ¿Menos racismo? Más liberalismo. Más Thomas Sowell, menos Barack Obama.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios