Opinión
Noticias y opinión en la red
Río Cabe

Adhesión inquebrantable

En tiempos ya pasados, la expresión con que encabezamos se repetía mucho entre quienes querían dar coba al general Franco a fin de mantener en cobro prebendas y sinecuras. Es decir, gentes como Rodolfo Martín Villa (actual presidente de Sogecable), Polanco el jefe, Cebrián el de los Informativos, los papás de Bono y De la Vega, o el no menos progenitor de Bermejo, el rockero deslenguado. Con adhesiones y proclamas gloriosas ("rojos fuera de España", "los rojos no son españoles", "rojos a Moscú", etc.) vivían la vida y no les iba nada mal. Pero el género épico –laudatorio-pelotilla, en lengua vulgar– nunca fue de su exclusiva. Con motivo del folklórico acto habido en la Universidad Complutense de Madrid en apoyo al Sr. Garzón, se ha generado otra cadena de reacciones de no menor alcance solidario, revolucionario y proletario, en pro de "las víctimas del fascismo", por ejemplo del Muy Magnífico Rector Sr. Berzosa. Y si los unos pretendían arrebatarnos por "rojos" (aunque cada uno fuésemos de nuestro padre y nuestra madre) hasta la nacionalidad y la esencia, los otros intentan despojarnos, por "fachas" (ellos deciden quiénes lo son), nuestros derechos civiles y políticos. Y todo en una marea acrítica y estúpida de adhesiones ciegas a cualquiera.

Vean los lectores el mensaje recibido el 15 de abril pasado en los ordenadores del personal de la docta institución. Copiamos literalmente:

Queridos amigos:

Como ya sabréis por los medios de comunicación, el rector de la Universidad Complutense, Carlos Berzosa, está sufriendo desde hace días furibundos ataques procedentes de los sectores más cavernarios de la derecha española, capitaneados por la presidenta de la Comunidad de Madrid y zarandeados [sic] por los medios más reaccionarios del espectro mediático: La Razón, ABC, Libertad Digital, La gaceta, Intereconomía, la COPE, El Mundo, etc. La posición decidida del rector en apoyo al juez Garzón y el acto solidario del pasado martes en la facultad de Medicina, ha incrementado [sic] los ataques de esa derecha.

Por eso, es muy importante apoyar a Carlos Berzosa y al juez Garzón en estos momentos porque ellos nos representan a todos frente a la derecha fascista de nuestro país. Es necesario acudir a todos los actos públicos que se convoquen en su apoyo para mostrar que no están solo y que somos muchos quienes no consentiremos que vuelvan a pasar los que nos sumieron en aquellos tiempos obscuros. También es importante acudir a las conferencias y demás actos académicos o culturales donde vaya el rector Berzosa para mostrar con nuestra presencia nuestro apoyo.

Esta tarde 15 de abril, el rector imparte la Conferencia Inaugural del Ágora Complutense de Pozuelo de Alarcón, con el título: "Horizonte de la crisis económica actual", a las 19 horas en el Auditorio del Espacio Cultural Volturno de Pozuelo de Alarcón (C/ Volturno, 2).

Si podéis, tratad de dejar vuestros compromisos que tengáis esta tarde, para ir a este acto y testimoniar nuestro [sic] firme solidaridad con Berzosa frente al fascismo.

Dejando aparte el nivel cultural del autor del texto, bien sentado por la calidad de la redacción, por el uso erróneo del número gramatical o de la insólita semántica de la palabra "zarandeados", resalta que la izquierda, puesta a adherirse y aplaudir a sus compadres, no tiene nada que envidiar a la derecha cavernaria, como a ellos les gusta decir.

Como colofón, sólo añadiremos que el Ayuntamiento de Pozuelo, con muy buen criterio, canceló el acto y el acuerdo con la UCM, porque no es cosa de regalar a un individuo tan sectario como Berzosa la oportunidad de insultar otra vez a quienes se empeña en convertir en enemigos. Es una obviedad, pero resulta claro quiénes son, realmente, los cavernarios, los intolerantes y –de verdad– los fascistas. Aunque confundan a Mussolini con la Dama de las Camelias.

Lo más popular