Menú
Sergio Valentín

Hazard y el Dementor que robó su alma

Meunier le arrebató su alma hace un año. No se atreve todavía a intentar ser aquel futbolista que disfrutaba en el campo y que el Madrid necesita.

Sergio Valentín
0
Meunier le arrebató su alma hace un año. No se atreve todavía a intentar ser aquel futbolista que disfrutaba en el campo y que el Madrid necesita.
Un Dementor y Hazard | Montaje

Doy por hecho que no todos tenéis el gusto de conocer y disfrutar de la saga de Harry Potter, así que me veo en la obligación de explicarles qué es un Dementor. Creada por J. K Rowling, es una especie maligna que se apodera de la alegría de su victima, le arrebata sus mejores recuerdos, dejándole triste e incluso es capaz de robarle su alma. Eden Hazard sufrió el ataque de un Dementor el 26 de noviembre de 2019 en el Santiago Bernabéu. Ese día, Thomas Meunier le arrebató su esencia, su alma y la alegría que transmite en el terreno de juego. La lesión en el tobillo cambió por completo su fútbol.

Un aficionado del Real Madrid que no haya visto a Hazard en el Chelsea tiene que estar alucinando y preguntándose, con razón, por qué se pagó 100 millones de euros por él. Cantidad más que justificada para los méritos que había demostrado el belga en Londres y que empezaba a enseñar en el Bernabéu. Empezaba. Por si no se fían de mi memoria o de mi criterio les dejó la jugada del 1-0 ante el PSG.

El Real Madrid está defendiendo en su área. Hay un despeje y Hazard saca al equipo de atrás con velocidad y un juego vertical. Atrae hasta tres defensores de los que se zafa con habilidad y rapidez de piernas, para abrir a la otra banda libre donde atacan el espacio Carvajal y Valverde. ¿Han visto algo similar de Hazard desde entonces? Yo no. Ante el Villarreal e Inter de Milan tuvo oportunidades para encarar y no se atrevió. No es que estuviera torpe Hazard o que la defensa le ganara en cada duelo. Es que no hubo duelos. El verbo “atrever” lo he escogido con precisión. Ese Hazard que coge la pelota, tiene la portería entre ceja y ceja y al que no le impone cuantos rivales tiene que dejar en el suelo para lograrlo, no se ha visto todavía desde su fichaje. Es una pena porque es un auténtico espectáculo de futbolista, alguien por el que merece la pena pagar una entrada y ahora no lo es.

No se vio esa versión descarada en los primeros partidos con el Real Madrid por un verano con excesivos lujos pero sí se empezó a divisar ante el PSG hasta el ataque del Dementor Meunier. Es mejor no ver vídeos de Hazard en Youtube porque si ya a uno le da rabia ver cómo estaba jugando aquel 26 de noviembre, ni se imaginan las distancias que hay entre el actual Hazard y el del Chelsea. Por si no se fían de mi memoria o criterio, les dejo solo un gol.

Siento si son aficionados del Real Madrid y por mi culpa tienen ahora más rabia o impotencia, pero también les diré que aunque ha planeado por mi mente el cierto espejismo del fichaje de Kaká, soy relativamente optimista. Hazard dice que necesita tiempo y jugar más partidos para ser el de antes y nadie conoce más a Hazard que el propio Hazard y lo que pasa por su cabeza, porque estoy convencido que es una cuestión mental, de cambiar el chip y sí, lo diré una vez más, de atreverse. El fútbol, como montar en bicicleta, no se olvida.

Este pasado jueves, en Fútbol esRadio, comentaba Isidoro San José que le gustó el Real Madrid en Milán pero que le falta gol y estoy de acuerdo al 100% en este análisis pero le añadí una variante muy positiva que he comprobado en los dos últimos partidos. Con todos sus defectos, la actual plantilla de Zidane tiene tanta calidad que es capaz de tener posesiones muy largas durante minutos. Ha añadido a Odegaard, futbolista especialista en jugar entre líneas y lo han notado Kroos y Modric. El primer tanto ante el Inter es un ejemplo de lo que comento. ¿Cómo se puede mejorar ese defecto de falta de gol? Pues la solución está en la cabeza de Hazard y en que se olvide de su Dementor. Es el jugador diferencial en la parcela ofensiva de la actual plantilla. Él y Asensio pero este da para otro articulo. Si Hazard encara, deja rivales atrás, acapara más de un defensor, generará espacios, compañeros libres, más jugadas ofensivas de peligro y, por lo tanto, más goles de él o del resto. El Real Madrid necesita a Hazard y cuanto antes mejor. Yo le doy más tiempo porque si hay un jugador por el que se puede esperar es él.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios