Menú
Sergio Valentín

No importa cuánto pisen al Real Madrid, que se van a levantar

No fue sorpresa que el once más joven de la temporada del Real Madrid tuviera piernas frescas. Tampoco lo fue otra indignante actuación arbitral.

Sergio Valentín
0
No fue sorpresa que el once más joven de la temporada del Real Madrid tuviera piernas frescas. Tampoco lo fue otra indignante actuación arbitral.
Entrada de Machis a Marvin | Imagen TV

Cualquier aficionado del F.C Barcelona querría cambiar la mentalidad de su equipo por la del Real Madrid. Anoche, en Granada, no habrían salido con energía y ambición. "¿Para qué? ¿Remontar? Si LaLiga la tiene ya ganada el Atlético de Madrid". Ahí está el partido ante el Levante o las posteriores declaraciones de Sergio Busquets. No habría historias épicas, películas que cuenten relatos asombrosos, si los protagonistas tuvieran la mentalidad del F.C Barcelona. No intentarían salvar al soldado Ryan, William Wallace se habría quedado en casa y Escocia seguiría perteneciendo al Reino de Inglaterra o Darth Vader se movería a su antojo por la galaxia sin ninguna oposición. Es probable que el título vaya a las vitrinas del Wanda Metropolitano pero, quien sabe, quizá esta Liga se recuerde como "LaLiga de Valladolid" como aquellas de Tenerife.Y si esto pasa será gracias a la mentalidad del Real Madrid, un aire que ya se inhala automáticamente al pisar Valdebebas. El carácter está muy bien, pero no vale solo con esto. Ni si quiera vale con carácter y calidad. Para ganar cualquier competición de élite hace falta algo más, y eso es el físico, tener piernas frescas para correr. Y se demostró, una vez más, ante el Granada. El día en el que el Madrid salió con el once más joven de la temporada, hizo uno de sus mejores encuentros.

Zidane se equivocó en Londres ante el Chelsea. Lo sospeché al ver el once titular, se comprobó durante el partido y la metedura de pata, ni más ni menos que en el partido que daba acceso a la final, se ha confirmado en los dos encuentros que prosiguieron a la eliminación en la Champions. Fue sorprendente la energía con la que terminaron empatando ante el Sevilla, tan solo tres días después. Y lo mismo sucedió este jueves. ¿Hazard e Isco tienen más calidad que Odriozola, Miguel Gutiérrez o Rodrygo? Claro, pero como he dicho, la calidad sin mentalidad y físico, no sirve de nada. Hazard e Isco, a los que pongo como ejemplo, estuvieron poco tiempo en el terreno de juego, pero fueron suficientes para perder dos balones absurdos y demostrar que no están, que no están enchufados y que ni están para pelear un balón dividido. A Joao Felix le falta mentalidad y por eso no juega con Simeone. A Hazard e Isco, a los que pongo como ejemplo, les sobre calidad pero les falta todo lo demás. Y así pasó con Mendy o Sergio Ramos en el citado partido ante el Chelsea. Para golear al Granada, salieron de inicio solo tres titulares habituales: Modric, que parece que tiene 28 en lugar de 35, Casemiro que tiene físico de sobra para el nivel de LaLiga, y Benzema. El resto eran futbolistas de rotación, frescos de piernas y algunos tan jóvenes como Miguel Gutierrez que estaba en el infantil B cuando Modric sacaba el famoso córner de La Décima. Por necesidad del club y por calidad de los jugadores, creo que el Real Madrid va a empezar a contar más con algunos canteranos. Creo que Miguel Gutiérrez es un futbolista ilusionante, tanto como Antonio Blanco y algo menos que Sergio Arribas, aunque esto es una apreciación muy subjetiva.

No sé sí Vinicius, Rodrygo, Miguel Gutiérrez o Marvin tienen nivel para estar en el Real Madrid muchos años. Yo tengo mis gustos pero les habla alguien que pensaba que Militao no valía y ahora creo que nadie le va a sacar de ahí. Lo que sí tengo claro es que todos los futbolistas que salieron anoche tienen la personalidad suficiente para jugar en el Real Madrid. LaLiga estaba en juego, no valía el empate y no importó nada la escasa experiencia que tienen muchos de ellos. Es probable que con los once de ayer el Chelsea les hubiera eliminado. Es probable que el resultado hubiese sido el mismo, pero tengo claro que las formas, el cómo, no se habrían parecido en nada. Zidane se equivocó ante el Chelsea, como también ante el Manchester City la pasada temporada. A otro entrenador no se le perdona un error así. Dos, mucho menos. A Zidane sí y más si se ha dado cuenta como creo que ya ha pasado. Le ha costado, le ha costado muchísimo tiempo, pero se ha dado cuenta ya de que Marcelo no va a aportar más al Real Madrid que Miguel Gutiérrez. Como también lo habría hecho Reguilón. A los jugadores hay que juzgarles por lo que son y no por lo que fueron. Por eso creo que Sergio Ramos no debe ser renovado si no acepta una rebaja salarial, porque ahora está Militao, porque ahora es el momento de Nacho y porque llegará un excelente futbolista como Alaba.

Me gustaría decir algo de Don Militao. En un mes ha pasado de ser el último chaval al que escogen sus compañeros para formar equipo, a ser el que elige a sus compañeros. Después de esos encuentros de máxima exigencia, Zidane se ha encontrado con un defensa impresionante. Su versión actual impresiona. Aceleración, colocación, un físico portentoso con un juego aéreo dominante y que ya ejerce de líder porque veo que ya echa bronca a sus compañeros si cometen errores. Es lo que tiene ser ya el alumno del colegio que elige equipo.

Y por último, el árbitro de campo, Gil Manzano y el árbitro de VAR. Pocas veces he percibido este nivel de indignación en el madridismo después de una goleada a favor de su equipo. Y creo que tienen motivos para ello. Está claro que, en líneas generales, las decisiones arbitrales están perjudicando al Real Madrid en comparación con Barcelona y Atlético de Madrid. No soy de manos negras pero sí soy de criticar a un árbitro si hace mal su trabajo y denunciar, como ya hice con la norma de las manos, un doble rasero. No es aceptable que ayer el Real Madrid terminara con tres amarillas, las mismas que vio el Granada. Es indignante que Marvin y Hazard sufrieran sendas entradas de roja directa y en una, la que hace Machis, ni si quiera viera la cartulina amarilla. ¡Hay que proteger a los futbolistas! Gil Manzano estuvo horrible pero peor estuvo el árbitro del VAR que tenía a su disposición las mismas repeticiones que hemos visto todos y que, a mí, me hacían retorcerme del dolor. Hace una semana, el árbitro del VAR expulsó a Raúl Guti (jugador del Elche) ante la Real Sociedad por un mal control que acabó siendo una entrada al tobillo del contrario. No había intención, pero daba igual. Llamó al árbitro de campo y este le enseñó la roja. Quien estaba en el VAR para expulsar a Raúl Guti era Figueroa Vázquez, el mismo árbitro que estaba en la sala del VAR en el Granada - Real Madrid y que pensó que no había motivo alguno para llamar a Gil Manzano.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot