Menú
Sergio Valentín

Zidane no tiene ningún mérito porque gana, no como el 'Cholo' que es el mejor perdiendo

El Real Madrid acumula cinco victorias con 8 o 9 bajas. La expulsión de Freuler da alas a los críticos de un equipo que sabe sobrevivir como nadie.

Sergio Valentín
0
El Real Madrid acumula cinco victorias con 8 o 9 bajas. La expulsión de Freuler da alas a los críticos de un equipo que sabe sobrevivir como nadie.
Mendy celebra el gol de la victoria | Champions League

¿No os habéis dado cuenta de que el Real Madrid nunca tiene merito de nada? ¡Si hasta cuando ganó tres Champions League seguidas se hablaba de la suerte de Zidane! ¡Tres seguidas! Y con lo que cuesta ganar ahora cualquier partido... Tenía claro que si el Real Madrid vencía al Atalanta, se iba a recalcar el pobre nivel del equipo italiano. Es muy español despreciar lo ajeno, aunque no les hayas visto jugar nunca, y más si es el rival del Madrid. No importa que argumentes que la pasada temporada marcara, por ejemplo, 13 goles más que el Liverpool, que arrasó en Inglaterra. Da igual recordar que el Atalanta cayó eliminado en la Champions en la misma ronda que Barcelona y Atlético de Madrid. Y ante el PSG y por 1 a 2, no 1 a 4. Todo eso, y lo digo de verdad, da exactamente igual porque ahora hay un nuevo y mejor argumento para menospreciar la única victoria española en Champions: la expulsión de Freuler. 

Conste que para mí no es tarjeta roja. Lo dije en directo, esa noche en El Primer Palo y por muchas zonas “Dogso" que aparezcan de repente, me mantengo en mi opinión. Si fuera al revés y fuera expulsado uno de blanco, querría ver yo si ninguno varía su opinión. Pero una cosa es reconocer que ayer el Real Madrid tuvo una ayuda extra y otra subestimar y despreciar lo que está haciendo, otra vez, el equipo que dirige Zidane. Cuando el Atlético de Madrid cayó ante el Chelsea, para justificar el esquema ultradefensivo de Simeone se argumentó que “había bajas". Había que entender al Cholo porque no le quedaba otra ya que estaban Giménez, Carrasco y Trippier. Ya. Entiendo. Menos mal que con esa plaga de bajas Atlético de Madrid no ganó cinco partidos seguidos, incluyendo la ida de los octavos de la Champions. Eso lo ha hecho el Real Madrid y con nueve bajas. No con tres o cuatro. Menos mal que no lo ha hecho el Atlético porque sino seguiría escuchando todavía cómo sus juglares recitan dos días después las obras líricas de Simeone y sus guerreros.

A uno se le justifica en la derrota y al otro, Zidane, se le menosprecia en la victoria. El rival, la suerte, el penalti... y si no se le menosprecia, se callan. Todo con tal de no decir lo siguiente: al Madrid no le faltaban Giménez, Carrasco y Trippier. Le faltaban Sergio Ramos, Benzema, Carvajal y Hazard, habitualmente titulares, Fede Valverde y Rodrygo, jugadores de rotación, Militao, Odriozola y Marcelo, futbolistas que tienen menos minutos pero que hubieran ayudado en estos últimos cinco partidos que el Real Madrid ha ganado, con ocho bajas mínimo y sin llorar. Zidane no se ha quejado y ni si quiera se conformaba con el empate. Los ha ganado todos en un ejercicio de supervivencia máxima. No se valora nada a Zidane. Apagón informativo. En el Atlético todo esto hubiera terminado en epopeya. “Allá van los incansables rojiblancos, con corazones tan grandes como el escudo que exhiben con orgullo en cada gesta...."

El Real Madrid ha logrado un febrero perfecto. Y lo terminó jugando con Mariano, Arribas y Hugo Duro. Podremos hablar de falta de planificación, de un endémico problema en el Real Madrid con las lesiones, pero también se podrá y se debe valorar y reconocer lo que está haciendo esta plantilla. Están jugando los mismos cada tres días. Ayer Koeman hizo cambios al descanso “porque son muchos partidos cada pocos días y los jugadores están cansados y les falta energía". Han ganado decenas de títulos y ahí siguen, peleando por pasar una ronda más y habiéndose reengancharse ya a una Liga que tenían a 10 puntos. Todos los que le restan mérito o, repito, se callan, saben que cualquier otro club se habría rendido en esta misma situación. 

Y aquí viene el último análisis, el que espero que disminuya el número de comentarios que me reducirán a un “ultra madridista", “forofo" etc. Todo lo que he escrito es compatible con decir que el Real Madrid juega bastante mal desde hace demasiado y con reconocer que su partido ante el Atalanta fue muy pobre. Y esto me lleva a recordar que Zidane, en la victoria, reconoció que no fue un buen partido. Simeone, tras perder y no hacer ningún disparo a portería, no lo hizo. “Nos faltó precisión en la salida tras recuperación...." Ya, ya. ¿Qué se seguiría diciendo en tertulias y periódicos de Zidane si hubiera osado realizar el mismo planteamiento que Simeone y además pierde 0 a 1 como local? No me lo quiero ni imaginar. 

El gol de Mendy cambia la eliminatoria, pero no mi valoración de la actuación del equipo. Ritmo lento, sin dinamismo, sin desborde y sin pegada. Asensio, nada. Mariano horrible. Vinicius volviendo a fallar ocasiones que no puede fallar e Isco haciendo un “digno partido" porque dio el máximo. La cuestión es que ese máximo es insuficiente pero ese es su actual nivel. Zidane irá recuperando jugadores, pero igual que pongo en justicia el merito de estas últimas semanas, también lo hago al recordar que con sin todos los jugadores lesionados que he citado antes, el fútbol del Real Madrid brillaba por su ausencia. Es una lastima porque ya son varias temporadas en las que no se ha construido un equipo, una estructura, a la altura del excelente nivel que dan siempre Casemiro, Kroos y Modric. Y aún así, con todas estas penurias, el Real Madrid es el único club que ha ganado en la ida de los octavos de final de la Champions y está segundo en LaLiga a tres puntos del inmejorable e incuestionable Atlético de Madrid. Y es que este Real Madrid, aunque le falte fútbol, es un competidor nato. 

 

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD