Menú
Thomas Sowell

La estafa del calentamiento global

Más preocupante que ver lo fácilmente que público, medios y políticos han sido manipulados y actuar precipitadamente es descubrir la cantidad de esfuerzo que se ha dedicado a censurar a los científicos que se atreven a decir que el emperador va desnudo.

Thomas Sowell
0

El Channel Four británico ha producido un devastador documental titulado El gran timo del calentamiento global, que está disponible en Internet. Distinguidos científicos especializados en el clima y en ámbitos vinculados al mismo hablan en un lenguaje sencillo y presentan gráficos fácilmente comprensibles que ilustran la gilipollez que es la histeria actual a causa del calentamiento global.

Entre ellos hay científicos del MIT y otras universidades punteras de un buen número de países. Algunos son científicos cuyos nombres fueron exhibidos en algunas de las publicaciones sobre el calentamiento global que se están promocionando en los medios, pero que afirman claramente que ellos ni participaron en su redacción ni dieron aprobación alguna a que apareciera su nombre. Uno de ellos llegó a amenazar con una demanda a menos que su nombre fuera retirado.

Mientras que al público se le ha hecho creer que "todos" los científicos importantes comparten la histeria del calentamiento global y el programa político que va de la mano, en realidad los informes oficiales de Naciones Unidas o la Academia Nacional de Ciencias están escritos por burócratas, y después decorados con nombres de importantes científicos que fueron "consultados", pero cuyas conclusiones opuestas se ignoran.

No hay duda de que la tierra se está calentando, pero se ha calentado y enfriado antes, y no es tan cálido ahora como lo era hace unos siglos, antes de que hubiera ningún automóvil y antes de que se quemaran tantos combustibles fósiles como ahora. Ninguna de las calamidades que se predicen hoy que van ha suceder tuvieron lugar entonces.

El documental británico se adentra en algunos de los muchos factores que durante siglos han provocado que la tierra se caliente y enfríe, incluyendo los cambios en la actividad dcel Sol, a 150 millones de kilómetros de distancia y completamente fuera de la jurisdicción del protocolo de Kyoto. Según estos científicos del clima, la actividad humana tiene muy poco efecto sobre el clima en comparación con otros muchos factores, desde los volcanes hasta las nubes.

Estos climatólogos refutan de igual manera los modelos matemáticos que se han empleado para provocar la histeria del calentamiento global, pese a que los datos recogidos durante un periodo de tiempo que se remonta a siglos atrás contradicen esos modelos.

Más preocupante que ver lo fácilmente que público, medios y políticos han sido manipulados y actuar precipitadamente es descubrir la cantidad de esfuerzo que se ha dedicado a censurar a los científicos que se atreven a decir que el emperador va desnudo. Los profesores universitarios que se suben al tren del calentamiento global obtienen con mucha mayor probabilidad grandes becas de investigación que aquellos que expresan sus dudas, y en las universidades importantes la investigación es el sustento de una carrera académica.

El movimiento ecologista mundial está comprometido con la histeria del calentamiento global, algo que se nota especialmente en los campus universitarios, donde pueden hostigar a quienes les llevan la contraria. Uno de los científicos entrevistados en el documental británico recibió después amenazas de muerte. En política, hasta los republicanos parecen haber adoptado la postura de que, si no puedes derrotarlos, únete a ellos. Lo mismo han hecho las grandes empresas, que se han unido a la estampida. Lo único que esto consigue es que los cruzados verdes declaren continuamente que "todo el mundo" cree en el escenario del calentamiento global, a excepción de unos pocos "negacionistas" dispersos que son equiparados con los revisionistas del Holocausto.

La diferencia es que tenemos las pruebas más duras y dolorosas que puedan existir de que hubo un Holocausto. Pero, en cuanto al escenario del calentamiento global que está provocando tanta histeria, solamente tenemos la película de un político y unos modelos matemáticos cuyos resultados cambian drásticamente en cuanto modificas un par de las variables escogidas arbitrariamente para componerlos.

Nadie niega que las temperaturas sean alrededor de un grado superiores ahora que hace un siglo. Lo que niegan los climatólogos en el documental británico es que eso se pueda extrapolar sin cuidado al futuro, o que nos encaminemos a una catástrofe climática si no tomamos medidas drásticas que podrían causar una catástrofe económica.

El "calentamiento global" es simplemente la más reciente de una larga hilera de cruzadas histéricas a las que parecemos cada vez más susceptibles.

Thomas Sowell es doctor en Economía y escritor. Es especialista del Instituto Hoover.

© Creators Syndicate, Inc.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios