Menú

El “Taiwanesito” será juzgado en EEUU

0
El padrino de la rama europea de la mafia rusa, el uzbeko Alimján Tohtahúnov, alias el “Taiwanesito”, de 53 años, será entregado a Estados Unidos para ser procesado por su presunto soborno a los árbitros durante la Olimpíada de Salt Lake City. Este ha sido el veredicto de un tribunal de Venecia que tenía que decidir sobre el destino de este mafioso detenido en Italia el pasado mes de agosto a petición de Washington.

La trama del soborno, que consistía en presionar a los árbitros para que repartiesen las medallas entre los equipos franceses y rusos, fue publicada en las páginas de Libertad Digital el verano pasado. Desde entonces hemos podido conseguir más información sobre las principales actividades del “Taiwanesito”, ya que la “mediación” en el deporte es sólo un “hobby” de este personaje. Es de suponer que en Estados Unidos no será juzgado sólo por esta “tontería”, ya que hay sospechas de que tiene cierta relación con el escándalo del Bank of New-York que blanqueó miles de millones de dólares de la mafia rusa.

El “Taiwanesito” se mueve por los países de la Unión Europea desde finales de los años 80. Anteriormente fue dos veces juzgado en Rusia como destacado miembro de la mafia moscovita “Izmailovshaya” que se dedicaba a la extorsión, robo de coches y narcotráfico. Al principio de su carrera europea vivió en Alemania, donde mediaba entre los militares corruptos soviéticos de la tropa de ocupación y unos “amigos árabes”, o sea, terroristas internacionales. A estos últimos les vendía armas robadas del Ejército. Por los “méritos” alcanzados fue nombrado, a principios de los 90, por la cúpula de las estructuras criminales rusas, padrino de la rama europea de la mafia.

Su principal tarea desde entonces consistió en “mediar” entre diferentes grupos criminales a la hora de repartir los negocios en Europa, “patrocinar” a los empresarios rusos imponiéndoles una especie de “impuesto revolucionario” sobre sus actividades en los países de la UE y, sobre todo, blanquear el dinero de la mafia en los bancos europeos. Por supuesto, los empresarios que se negaban a pagar eran condenados a “desaparecer”. Dos ejemplos para ver el volumen de negocios que “controlaba” este mafioso: sólo en la capital alemana le pagaban el “impuesto” el 80% de las casas de juego y se quedaba con el 20% de los beneficios de la venta de metales rusos a Europa. Para cumplir sus tareas disponía de un ejército de matones.

Por fin, tuvo que abandonar Alemania ya que, según sus propias explicaciones, la “torpe policía alemana” no paraba de detenerle para hacer la misma pregunta: “¿Por qué muere tanta gente a su alrededor? El “Taiwanesito” vivió también en Paris, donde posee un duplex de lujo, y en Italia, donde entre sus bienes inmuebles se cuentan cuatro palacetes en diferentes regiones.

En Rusia se le considera un rico mecenas y patrocinador de artistas y deportistas. Tiene contactos en los niveles más altos de la sociedad. Por ejemplo, es amigo de decenas de políticos y hombres de negocios. Su mejor amigo es Shamil Tarpishev, entrenador de tenis e íntimo consejero del antiguo presidente, Boris Yeltsin.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation